Tachan de “ilegal” que el Ayuntamiento de Tolosa asuma la gestión del autobús urbano

Trabajadores de Tolosaldea Bus, ayer, en la sede de ELA.

Trabajadores del servicio, que llevan cinco meses en huelga, la consideran como “la peor decisión que se podía tomar”

Jueves, 28 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Tolosa - “Es la peor decisión que se podía tomar”, aseguran los trabajadores de Tolosaldea Bus, ante el anuncio de la asunción provisional por parte del Ayuntamiento de Tolosa de la gestión del bus urbano. Pero no solo eso, el personal representado por el sindicato ELA sostiene que el Consistorio está actuando de forma “ilegal” y consideran que “se ha saltado todas las reglas dejando a un trabajador en la calle”.

Fue el pasado viernes cuando la alcaldesa, Olatz Peon, anunció en una convocatoria urgente que el Ayuntamiento se hacía cargo de forma excepcional de la gestión de este servicio al llegar a término la concesión de Tolosaldea Bus y la negativa final de la nueva concesionaria Cuadra Bus a firmar el contrato. “Se nos plantean muchas dudas sobre la decisión que ha tomado el Ayuntamiento;nos parece la peor decisión y la más irresponsable pero, sobre todo, entendemos que es ilegal”, manifestaron ayer los trabajadores, que acumulan ya cinco meses de movilizaciones.

Al pasar a prestar el servicio directamente por parte del Ayuntamiento, el único trabajador adscrito al servicio urbano ha quedado en un “limbo legal” y el Consistorio ha contratado a una persona externa para que cubra el servicio, que a día de hoy opera con servicios mínimos. “No entendemos por qué está en servicios mínimos, porque los que estamos de huelga somos nosotros, no él. Además, también ha tenido que alquilar un autocar que circula con la matrícula que presentó Cuadra a concurso, lo cual nos produce asombro”, reconocieron los trabajadores de Tolosaldea Bus.

ELA defiende que el trabajador al que se le ha aplicado “un despido tácito” tendría que pasar subrogado de Tolosaldea Bus a Cuadra Bus con los mismos derechos y garantías, tal y como establece la ley. “El Ayuntamiento ha abandonado a su suerte a Iñaki, que lleva quince años prestando sus servicios en el urbano de Tolosa”, denuncian sus compañeros.

Los trabajadores también cuestionan las formas en las que el Ayuntamiento y la propia alcaldesa comunicó los hechos, ya que “optó por mandar a dos policías municipales a la sede de ELA de Tolosa, en vez de comunicarlo ella directamente”, lo cual es indicativo, según explican, “de lo poco que le importan al Ayuntamiento las condiciones de los trabajadores de Tolosaldea Bus”.

El sindicato que representa a los trabajadores no comprende la actuación del Ayuntamiento y cree que ha desaprovechado una “ocasión inmejorable” para aumentar las condiciones del trabajador adscrito al servicio de bus urbano y considera que “no ha puesto nada de su parte” para mejorar la concesión. “Siempre hemos defendido que el Ayuntamiento es directamente responsable de las condiciones que se aplican a los y las trabajadoras que prestan dicho servicio, ya que a pesar de que esté subcontratado a una empresa privada, se trata de un servicio público”, insisten desde ELA.

Los trabajadores agradecen el apoyo recibido en estos meses de movilizaciones a las asociaciones de vecinos como Amaroz, los habitantes de Tolosa, agentes sociales y políticos. - M. San Sebastián

Secciones