A las puertas de una única ley vasca

Emakunde propone al Parlamento vincular en una sola norma la desigualdad y la violencia machista

Jueves, 28 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Donostia - Emakunde considera que la violencia machista es la “máxima expresión” de la desigualdad entre mujeres y hombres y por ello plantea que en Euskadi se elabore una única norma que vincule ambos aspectos. El actual calendario legislativo del Gobierno Vasco prevé una ley para la erradicación de la violencia contra las mujeres que actualice la Ley para la Igualdad de Mujeres y Hombres (2005) que tiene un apartado para dar respuesta a la violencia machista.

Ahora Emakunde plantea “una ley para la igualdad de mujeres y hombres y para la erradicación de la violencia contra las mujeres que profundice, actualice y mejore lo recogido en la norma vasca para la igualdad vigente”. Así lo adelantó ayer la directora del Instituto Vasco de la Mujer, Izaskun Landaida, durante su comparecencia en el Parlamento Vasco para dar a conocer las conclusiones de un proceso participativo llevado a cabo con diferentes colectivos para conocer la fórmula legislativa más adecuada para hacer frente a esta problemática y los principales desafíos que se deberían recoger.

La directora de Emakunde defendió una ley que cuente con una memoria económica que permita poner en marcha todas las medidas que se contemplen en la misma y aseguró que es responsabilidad de los grupos políticos lograr que la nueva norma sea un “hito y un punto de reflexión” para lograr una sociedad “más justa, igualitaria y libre de violencia contra las mujeres. Landaida enumeró trece retos que debe abordar la nueva ley como dotar de mayor protección a los menores víctimas de la violencia machista, ampliar el sistema de atención a las víctimas de todas formas de violencia sexista (mutilación genital, matrimonio forzado, trata de mujeres y prostitución forzada) y mejorar los sistemas de atención temprana y los de coordinación, entre otros.

Pese a reconocer que otras comunidades autónomas tienen normas diferenciadas en esta materia, aseguró que eso no es razón para desestimar la propuesta realizada por el Instituto Vasco de la Mujer, ya que va en “coherencia” con la Ley vasca de Igualdad la vinculación de la desigualdad y la violencia machista. “Ahora serán los partidos políticos los que tengan que hacer sus reflexiones”, afirmó Landaida.- I.A.