Sánchez anuncia la salida “inminente” de Franco del Valle de los Caídos

La familia se hará cargo del cuerpo, que será exhumado en julio sin anunciar la fecha

Jueves, 28 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - El PSOE confirmó la intención del Gobierno de sacar el cuerpo de Francisco Franco del Valle de los Caídos “de manera inminente” para trasladarlo a otro lugar, ya que el monumento debe quedar reservado a las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura.

Esas “eran las intenciones del Gobierno y cuanto antes, de manera inminente, se hará”, primero para cumplir con la Ley de Memoria y segundo, con resoluciones aprobadas por el Congreso de los Diputados, afirmó la portavoz parlamentaria del PSOE y número dos del partido, Adriana Lastra.

El Gobierno está ultimando los trámites para el traslado del féretro pidiendo los últimos informes preceptivos que faltan por emitir de algunas instituciones. Es necesario que se completen estos aspectos burocráticos para mover los restos del dictador.

Fue el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el que confirmó que será “antes de vacaciones” en una conversación informal con periodistas ayer en el patio del Congreso. A pesar de que el líder socialista no precisó una fecha concreta, todo apunta a que la exhumación se producirá en el mes de julio. “Os pillaré trabajando”, dijo Sánchez cuando los informadores le preguntaron si el traslado de los restos del dictador coincidiría con sus vacaciones estivales, que la mayoría disfruta en agosto.

Sánchez se comprometió en TVE, en su primera entrevista como presidente del Gobierno, a tomar la decisión de exhumar los restos de Franco del Valle de los Caídos, para convertir ese lugar en un centro de homenaje a las víctimas y de reconciliación, aunque no concretó cuándo: “Veremos la fecha y el momento”, dijo entonces. Sánchez aseguró que esta reforma es una “cuestión de cerrar heridas”.

Ese mismo día, el portavoz de la Ejecutiva del PSOE, Óscar Puente, proclamó que es “el momento” de hacerlo, pero “sin precipitaciones” y con “las menores estridencias posibles”. A tenor de sus palabras, la decisión podría ser inminente, como le viene reclamando un amplio sector de la izquierda y de su propio partido.

El Ejecutivo busca aprobar un real decreto para agilizar en lo posible la decisión. El Congreso ya aprobó en mayo del 2017 en una proposición no de ley del PSOE que instaba a exhumar a Franco, por lo que la iniciativa legislativa del Ejecutivo, a priori, podría ser aprobada con el apoyo de los mismos grupos en las Cortes y el previsible rechazo del PP.

A pesar de que la decisión política está clara, corresponde a Patrimonio Nacional, propietario del Valle de los Caídos, decidir cuando exhumar el cuerpo de Franco, según aseguran fuentes socialistas. Estas fuentes explican que la dirección de Patrimonio debería preguntar previamente a la familia del dictador dónde quiere que se depositen sus restos, una vez que sean exhumados. En este sentido, aclaran que la intervención de un juez solo es necesario cuando el finado lleva enterrado menos de cinco años. En ese caso sí sería necesaria la autorización judicial, pero cuando excede de ese tiempo, depende del propietario del lugar.

traslado discreto Fuentes del Gobierno apuntan a que se realizará un traslado discreto que no será anunciado con antelación para evitar así concentraciones de uno u otro bando. Los restos del dictador serán entregados a su familia, para que los entierre donde estime oportuno. Tras el traslado de los restos del dictador, el Gobierno empezará a trabajar en la remodelación del Valle de los Caídos para convertirlo en un lugar de “culto y reconciliación” que sirva para dignificar y reconocer a las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura, para lo que espera lograr un amplio acuerdo en el Congreso.

La propuesta del PSOE buscaba también costear los trabajos de localización, identificación y exhumación de las 100.000 personas que se estima siguen enterradas en fosas comunes y en cunetas por toda España. En el Valle de los Caídos aún quedan enterrados 114.226 represaliados por el franquismo.

El Gobierno español cumple así una de las propuestas más emblemáticas que realizó para la reforma integral de la ley de memoria histórica el pasado diciembre. No es la única tarea pendiente: la nulidad de los juicios celebrados por el franquismo, permitir la restitución del patrimonio de los descendientes de las víctimas, designar al Estado como responsable de la tarea de localizar y exhumar las fosas con los cuerpos de víctimas o la ilegalización de la Fundación Francisco Franco. - N.G.