“Ni inyección, ni nada”

maradona negó que necesitara hospitalización tras sufrir una descompensación durante el partido de argentina, y aprovechó para pedir perdón a la afición por el susto

Jueves, 28 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

el exfutbolista y exseleccionador argentino Diego Armando Maradona, que presenció el Nigeria-Argentina en el que la albiceleste ganó 1-2 en los últimos minutos y se clasificó para octavos de final del Mundial de Rusia 2018, negó que tuviera que ser hospitalizado tras el encuentro.

“Quiero contarles que estoy bien, que no estoy ni estuve internado. En el entretiempo del partido con Nigeria me dolía mucho la nuca y sufrí una descompensación”, manifestó el Pelusa en un comunicado a través de su perfil oficial en la red social Instagram.

Tras el partido, en el que el exfutbolista fue protagonista por sus gestos desde el palco con los goles argentinos, especialmente tras el tanto ganador de Marcos Rojo en el minuto 86, se hicieron virales varios vídeos en los que se veía que necesitó ayuda para retirarse del palco y se difundieron rumores de que tuvo que ser hospitalizado, algo desmentido por el propio Maradona.

“Me revisó un médico y me recomendó que me fuera a casa antes del segundo tiempo, pero yo quise quedarme porque nos estábamos jugando todo. ¿Cómo me iba a ir? Les mando un beso a todos, perdón por el susto y gracias por el aguante, ¡hay Diego para rato!”, añadió el que fuera protagonista de la mano de Dios, en un texto que acompañaba a una foto en la que le atiende un facultativo.

El genial futbolista argentino, campeón del mundo en México 1986, se hizo notar desde su salida en los prolegómenos del encuentro, con un baile con una aficionada senegalesa al ritmo de la música que se reproducía en la megafonía de estadio, que fue retransmitido por las pantallas y jaleado por la mayoritaria hinchada argentina.

Con el 1-0 anotado por Messi, Maradona extendió los dos brazos al cielo mientras celebraba el tanto que adelantaba a la selección argentina;pero cuando llegó el 1-1 de Nigeria, anotado de penalti por Victor Moses, el astro argentino hizo signos evidentes de desesperación por el resultado que apeaba a su selección.

El 1-2 logrado por Rojo en el minuto 86 del partido fue el de la explosión de Maradona: contenido por algunos de sus compañeros en el palco, se acercó hasta el borde haciendo el gesto de la peineta con ambas manos.

Tras el encuentro, se hicieron virales a través de las redes sociales varios vídeos en los que se veía al exfutbolista y exentrenador salir del palco en malas condiciones y con necesidad de ayuda por parte de sus compañeros de localidad en el palco VIP. - Efe