Todo listo para los sanpedroak

ÁNGEL BAÑARES, QUE DEJA LA DIRECCIÓN DE LA BANDA DE MÚSICA DE ESKORIATZA,LANZARÁ MAÑANA EL TXUPINAZO QUE ABRIRÁ LA VEDA FESTIVA HASTA EL DOMINGO 

Un reportaje de Anabel Dominguez - Miércoles, 27 de Junio de 2018 - Actualizado a las 10:15h.

Mientras Arrasate regresa hoy a la rutina diaria, Eskoriatza se prepara para zambullirse en sus sanpedroak. Mañana a las 19.00 horas Ángel Bañares saldrá al balcón consistorial para prender la mecha festiva que abrirá la veda de tres maratonianas jornadas empapadas de diversión. Después de 35 años, Bañares deja la batuta de la banda de música y el Ayuntamiento ha querido reconocer la labor que ha desempeñado en todo este tiempo nombrándole txupinero de las fiestas 2018;una misión que dice afrontar con “mucha ilusión” pero, sobre todo, se siente “agradecido” por este gesto.

Nacido en 1944 en la localidad riojana de Castañares, el protagonista de los primeros compases de las fiestas de San Pedro llegó a Eskoriatza con 21 años. En este municipio no sólo ha formado una familia, sino que dio continuidad a una de sus grandes pasiones, la música, con la que empezó a coquetear a la temprana edad de ocho años de la mano “del cura de mi pueblo”, recuerda.

En su juventud militó en la banda eskoriatzarra de aquel entonces, pero su corta existencia le llevó a Bañares a ingresar en las formaciones de Arrasate y Bergara, hasta que María Esther Oregi y Mari Cruz Oianguren le propusieron embarcarse en la aventura de crear Beheko Errota musika eskola, que echó a andar en 1980. Ángel tomaba parte así en el alumbramiento de este centro, en cuyos inicios fue profesor y unos años más tarde, al calor de las primeras generaciones de músicos, se puso al frente de la banda. “Me gusta la música y todos estos años he podido estar pegada a ella, sin embargo, ha llegado la hora de retirarse y dar paso a los jóvenes”, cuenta Bañares en alusión a la agrupación que capitanea y de la que también forman partes sus hijos, Aitor y David, así como sus sobrinos (de la treintena de miembros, diez pertenecen a la familia Bañares-Bengoa).

Y aunque se despide como director, seguirá en la banda tocando el saxofón, y “siempre dispuesto” a ayudar a su sucesor, Jesús Urrutia, que fue su alumno, y que compaginará su nueva dirección con la de la banda del municipio San Asensio de La Rioja. La formación eskoriatzarra, por su parte, se enfrenta al reto de reclutar a más músicos –en sanpedros se incorporarán ocho nuevos– y de intensificar su calendario de actuaciones.

Bañares cuenta las horas para el despertar festivo. Insiste en que el de mañana es un reconocimiento “de grupo y no sólo a mí”. Le acompañarán sus hijos, que leerán el pregón, mientras él enciende el cohete.

ANDONI MOTO Antes de ese momento, los sanpedroak irán abriendo bocado con el concurso de dibujo para niños de cuatro a 12 años (12.00), y los payasos Gari, Montxo eta Joselontxo (17.30). Tras el homenaje a la ikurriña (Gernika plaza, 18.00) y el txupinazo, la banda ofrecerá un recital en la Plaza, a la vez que arranca la kalejira con la comparsa de gigantes de Arrasate. A las 19.30 será la Salve y después llegarán los cantos populares.

Por la noche, desde las 22.30, dos centenares de vecinos distribuidos en ocho compañías desfilarán a golpe de tambor. Andoni Moto se estrenará en las funciones de director de la marcha musical que recordará a Idoia Sudupe, fallecida en enero, y que durante años formó parte de la compañía Eguzkilore. También se le hará un guiño a la despedida de Bañares.

No obstante, los primeros aperitivos de las fiestas se servirán en forma de exposición. El museo Ibarraundi dedica su muestra anual a los papeles pintados de la casa Ganuza, un tesoro oculto que desde hoy se destapa ante los ojos de todos (la inauguración tendrá lugar a las 19.00 horas).

Secciones