Europa augura que la ‘Y’ vasca no tendrá suficientes pasajeros

Lugar donde irá la estación del TAV de Ezkio-Itsaso. (Foto: N.G.)

Dice que no habrá los viajeros necesarios en tramos de 15 a 30 minutos para que sea exitosa

Miércoles, 27 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

DONOSTIA - El Tribunal de Cuentas de la Unión Europea publicó ayer un demoledor informe sobre la red ferroviaria de alta velocidad europea, en el que denuncia la falta de pasajeros en algunas líneas del Estado y los sobrecostes de las obras. En este documento, cita la Yvasca y augura que no tendrá suficientes pasajeros en trayectos de 15 a 30 minutos para que la línea sea exitosa.

En este sentido, el Tribunal de Cuentas europeo hace la misma evaluación para nueve de las 14 líneas auditadas, entre las que se incluyen la Yvasca, tres tramos en el Estado (Madrid-León, el Eje Atlántico y Madrid-Galicia) y uno que une la localidad catalana de Figueres con Perpignan. Así, considera que estos tramos tampoco conseguirán los suficientes viajeros para que sean rentables.

Los auditores europeos aún no entran a valorar si ha habido sobrecostes en la línea vasca de alta velocidad, puesto que es “demasiado pronto” para hacerlo, aunque sí que destacan que ha habido un “significante” retraso en las obras y creen que también habrá una demora en el tramo Bergara-Donostia-Baiona. Con respecto a este corredor, recuerdan que el coste total inicial es de 1.165 millones de euros y de 17,2 millones de euros por kilómetro, el tercer tramo con más presupuesto del Estado.

El Tribunal de Cuentas de la Unión Europea también plasma en este documento sus dudas sobre la interconexión transfronteriza Francia-Estado, puesto que asegura que la mayor parte de los tramos entre Burdeos y el Estado “no son una prioridad” para Francia. Y no lo son porque las infraestructuras están anticuadas, por lo tanto son “incompatibles” y “poco adecuadas” con una moderna línea de alta velocidad.

Según se señala en este informe, Francia “no está lista para invertir” en esta infraestructura y, por ello, ni siquiera ha solicitado financiación de la Unión Europea. El Tribunal de Cuentas europeo considera que esta actitud de Francia tendrá “un efecto negativo” en las conexiones con el Estado y Portugal a través del corredor del Atlántico. Incluso, incluye un plano en el que se aprecia la estación de Irun y señala que hoy en día todos los pasajeros tienen que cambiar de tren en la muga.

“Un mosaico ineficaz” En general, el informe del Tribunal de Cuentas Europeo es muy contundente y considera que las líneas ferroviarias de alta velocidad son un “mosaico ineficaz” sin un plan realista a largo plazo. Y es que el plan actual a largo plazo establecido por la UE para estas líneas tiene pocas probabilidades de completarse, según este documento elaborado por los auditores tras visitar seis Estados, y analizar el gasto en más de 5.000 kilómetros de líneas de alta velocidad.

Según este análisis, la falta de coordinación entre los países hace que la red sea planificada y construida por cada Estado miembro de forma “aislada”, lo que provoca que las conexiones sean malas. “Las líneas de alta velocidad transfronterizas no constituyen una prioridad de construcción a nivel nacional y la Comisión no está facultada para hacer cumplir los proyectos, lo que reduce el valor añadido de la cofinanciación de la UE”, afirmó ayer el miembro del Tribunal de Cuentas Europeo responsable del informe, Oskar Herics.

Los auditores señalan que las decisiones de construir líneas de alta velocidad se toman “con frecuencia basadas en consideraciones políticas”, sin hacer en general análisis sobre los costes y beneficios de las mismas, y cuestionan su gestión. - R.G. /Efe

Secciones