Las Juntas proponen una ecotasa que grave más las estancias cortas

Los visitantes que alargan sus pernoctaciones suelen integrarse más en la sociedad local

A.U. Soto - Martes, 26 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Donostia - La ponencia de Turismo, que está debatiendo en las Juntas Generales un modelo para el sector guipuzcoano que sea sostenible, ha propuesto la creación de una ecotasa que grave “las pernoctaciones del turista en cualquier tipo de establecimiento” y “en mayor medida las estancias cortas sobre las largas”.

Concluidas las comparecencias, los miembros de la ponencia se volvieron a reunir ayer para la presentación del informe, a manos de la presidenta de la comisión, la socialista Susana García-Chueca, y acordar el calendario de las siguientes sesiones hasta la aprobación de las conclusiones.

En el documento, que todavía debe ser debatido, se recogen una serie de recomendaciones entre las que destaca la de establecer una ecotasa progresiva que grave las pernoctaciones del turista en cualquier tipo de establecimiento.

En este sentido, la propuesta que hizo el diputado de Turismo, Denis Itxaso, en la última de las 40 comparecencias que han pasado por este órgano desde enero, tiene eco en el informe, que defiende que la recaudación que se obtenga mediante esta tasa debe “contribuir a financiar los costes de la huella medioambiental del turista;en particular, el uso de los servicios públicos, así como los costes relacionados con el mantenimiento del patrimonio cultural, del paisaje y de la singularidad y excelencia del modelo turístico”.

El informe de la ponencia va más allá y aboga por que este impuesto, que en opinión de la Diputación deberían recaudar los propios ayuntamientos, debe “gravar” las estancias más cortas sobre las largas, ya que, expone, “una estancia media prolongada implica una menor rotación de turistas y, en consecuencia, una menor presión sobre los recursos turísticos más populares”.

El documento considera que una estancia media está más acorde con la búsqueda de un turismo sostenible, ya que, este tipo de perfil de turista que prolonga sus pernoctaciones “visita otro tipo de recursos, además de los más populares, y son más susceptibles de tener una conducta de mayor integración con la sociedad local”. No obstante, esta medida, para la que la Diputación ha creado una Mesa de Trabajo, todavía es vista por los ayuntamientos como un debate lejano del que dudan sobre cómo articularlo, tal y como publicó este periódico el pasado domingo. Solo Donostia se ha mostrado abiertamente favorable ha gestionar este tipo de impuesto para el sector turístico, mientras el Gobierno Vasco busca aclarar si las Juntas Generales pueden dar luz verde a la ecotasa.

Entre otras recomendaciones, el documento promueve los “agroturismos como establecimientos únicos para tener una experiencia turística singular y equilibrada con el medioambiente” y establece que el euskera sea “el elemento integrador que dota de singularidad al territorio”. Asimismo, aconseja una oferta turística que tenga en cuenta los recursos culturales, desde el patrimonio marítimo, como Albaola, hasta museos como Chillida Leku, cuya reapertura está prevista para este año. También defiende la generación de congresos y ferias en Gipuzkoa o potenciar el turismo gastronómico y deportivo para desestacionalizar las visitas.

En líneas generales, el documento presentado ayer, que será debatido a partir de septiembre, cuando los grupos realicen sus aportaciones y se aprueben las conclusiones finales, defiende un modelo de turismo para Gipuzkoa “sostenible, inteligente y democrático que, basado en la deliberación y participación del conjunto de la sociedad, en una adecuada gestión del conocimiento y de las nuevas tecnologías y en la singularidad del destino, maximice los beneficios del turismo para la sociedad minimizando sus costes externos”.

Balance de mayo