actualmente el porcentaje se sitúa en el 12 %

El Gobierno vasco quiere aumentar el número de mujeres en la Ertzaintza hasta al menos al 33%

El Gobierno vasco ha aprobado hoy el proyecto de quinta modificación de Ley de Policía del País Vasco que incluye medidas para aumentar la presencia de mujeres en la Ertzaintza y una Comisión de Control y Transparencia que estudiará las quejas ciudadanas por la conducta de agentes y policías locales.

EFE - Martes, 26 de Junio de 2018 - Actualizado a las 15:02h.

GASTEIZ. Se trata de un proyecto que actualiza con algunas "pequeñas reformas" el que el Ejecutivo vasco aprobó en 2016 y cuya tramitación en el Parlamento no llegó a concluir al agotarse la pasada legislatura.

La consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, ha sido la encargada de detallar el texto en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno de hoy.

Según ha afirmado tres son los ejes básicos de este proyecto: reforzar el modelo policial, promover medidas igualitarias y la presencia de las mujeres en los cuerpos policiales y favorecer la carrera profesional en la Ertzaintza.

Así, el proyecto de ley incluye medidas de discriminación o acción positiva en favor de las mujeres para el ingreso y promoción en la Policía vasca, siempre dentro de los parámetros y requisitos de la legislación y jurisprudencia europeas.

El objetivo es que la presencia femenina en la Ertzaintza llegue al menos al 33 % del 12 % actual, ha indicado Beltrán de Heredia.

En el proyecto destacan las acciones de acción positiva a favor de las mujeres en procedimientos selectivos por turno libre que implican la preferencia de la candidata mujer frente al hombre en determinadas circunstancias.

También se regulan los planes de promoción de las mujeres en los cuerpos policiales para garantizar la igualdad de oportunidades en el ingreso y carrera profesional y corregir su infrarrepresentación.

La consejera ha indicado que el porcentaje mínimo de mujeres habrá que establecerlo en cada plan de promoción de manera específico pero nunca deberá ser inferior al 25 %. Otra cuestión que aborda el texto es la creación de una Comisión de Control y Transparencia (en el anterior proyecto se denominaba Comisión de Buenas Prácticas) un organismo de carácter permanente y autónomo respecto a la institución policial compuesto por personas especializadas, incluyendo a expertos policiales.

Su misión será estudiar cualquier conducta o práctica en el seno de la Ertziantza o policía local sobre la que existan quejas e incidencia en la confianza ciudadana.

Además estudiará de oficio los incidentes en los que en el contexto de una intervención u operativo policial se hubiera producido un fallecimiento o lesiones graves a una persona.

El texto también actualiza las referencias al Código Europeo de Ética de la Policía.

El proyecto de ley mejora asimismo aspectos relacionados con los procesos de selección e ingreso en los cuerpos de policía vasca, de manera que regula los requisitos que se recogen en normativas de rango menor.

Además contempla que la Academia Vasca de Policía y Emergencias de Arkaute se configure como órgano permanente de selección y lleve a cabo procedimientos para el ingreso también en las policías locales.

En relación a la carrera profesional en la Ertzaintza, instaura un mecanismo de reconocimiento que permite acceder a los diversos grados de desarrollo profesional previstos en cada categoría mediante la acreditación de competencias profesionales.

En materia de promoción interna, entre otras medidas, disminuye el número de años de servicio para ascender de categoría y se suprime el límite de tres convocatorias para participar en los procedimientos de promoción interna.

También desaparece la categoría de superintendente, de modo que se agiliza el acceso y cobertura de los puestos de mando de mayor responsabilidad en la Ertzaintza por medio de los procedimientos ordinarios de provisión de puestos.

El proyecto aborda asimismo modificaciones del régimen disciplinario e incorpora nuevas faltas muy graves en materia de acoso sexual y acoso laboral reiterado, así como infracciones al régimen de utilización de videocámaras policiales.

El texto regula además la segunda actividad por insuficiencia psicofísica y el servicio activo modulado por la edad.

Entre las medidas de reconocimiento social, se contempla por primera vez en la ley el régimen de concesión de condecoraciones y recompensas honoríficas.

En cuanto a la Policía Local, prevé que estos agentes actúen fuera del término municipal que les corresponde para ejercer funciones de protección de autoridades locales.