tras la retirada de una pancarta

El PNV de Arrasate denuncia ataques al concejal Ibon Arrupe

Estos hechos ocurrieron tras la retirada de una pancarta de apoyo a varios presos de ETA

Martes, 26 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - El PNV de Arrasate hizo público ayer un comunicado en el que denuncia la campaña de ataques personales emprendida por sectores del entorno de la izquierda aber-tzale local contra un concejal de su formación y contra el propio PNV a raíz de la retirada de una pancarta de apoyo a varios presos de ETA de la localidad en el marco de las fiestas de San Juan. Según la formación jeltzale, el hostigamiento se ha producido en las redes sociales y en las paredes del pueblo, en las que se han pegado carteles ofensivos pidiendo la dimisión del edil Ibon Arrupe.

“No todo vale” precisa en su nota el PNV de Arrasate. “Pedimos respeto a esas personas que, bajo cualquier excusa, pretenden dañar de forma personal y directa a las y los concejales de EAJ-PNV y al partido en sí mismo. Si creemos firmemente en la convivencia, debemos dejar a un lado los ataques, los insultos y este tipo de campañas y debemos trabajar las vías de la colaboración”.

Los hechos que han desencadenado esta denuncia ocurrieron el sábado, cuando el concejal jeltzale Ibon Arrupe observó la presencia de una pancarta colgando del escenario central instalado por el Ayuntamiento en la plaza para el desarrollo de las actividades festivas. En la pancarta, aparecía la imagen de dos presos;para el PNV, que gobierna el Ayuntamiento, fue un intento de politizar el espacio público, “que es de todas y todos”. Arrupe retiró la pancarta, hecho que ha servido a un sector para emprender una campaña contra él y contra su partido. La versión divulgada por ese sector atribuye a Arrupe la utilización de una botella rota para rasgar y romper la pancarta, versión que el PNV desmiente de forma categórica. “No podemos construir el futuro de Arrasate basándonos en mentiras”, señala la nota.

Además de los ataques contra su persona en las redes sociales, ayer en las paredes del municipio aparecieron decenas de carteles en las que aparece Arrupe empuñando el casco roto de una botella caracterizado como Jack Nicholson en la película El resplandor. Debajo, la leyenda, “Arrupe dimisioa”.

“La plaza del pueblo es un lugar de encuentro, una plaza que simboliza para Arrasate y las y los arrasatearras la convivencia, más si cabe, durante las fiestas municipales”, recuerda el PNV. “No olvidemos que las fiestas, al igual que los espacios públicos, también son de y para todas y todos”, concluye la nota. - N.G.