España condena el atentado contra el presidente de Zimbabue en el que murieron dos personas

El presidente provisional, Emmerson Mnangagwa, pronuncia un discurso durante su ceremonia de juramento oficial. (Foto: Efe)

EUROPA PRESS - Lunes, 25 de Junio de 2018 - Actualizado a las 19:27h.

MADRID. El Gobierno español ha condenado "firmemente" el atentado perpetrado el pasado sábado durante un acto electoral protagonizado por el presidente de Zimbabue, Emmerson Mnangawa, en Bulawayo, segunda ciudad del país, en el que murieron dos personas y medio centenar resultaron heridas. Mnangawa resultó ileso.

"España traslada sus condolencias a los familiares de las víctimas y desea la pronta recuperación de los heridos", destaca el Gobierno de Pedro Sánchez en un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación difundido este lunes.

El Ejecutivo subraya que "la violencia no es, ni puede ser, la vía para introducir cambios en la vida política de ningún país, bajo ninguna circunstancia", y por ello reitera su "firme defensa de los principios democráticos y el pleno respeto al Estado de Derecho y a los Derechos Humanos, el diálogo pacífico e inclusivo y el fortalecimiento institucional como los principales ejes de convivencia cívica y progreso económico y social en todos los países".

Además, España expresa su "pleno apoyo" a las elecciones previstas para el próximo 30 de julio y "confía en que estos comicios sean pacíficos, transparentes y justos". "Esperamos que el conjunto de reformas políticas y económicas anunciadas por el presidente Mnangagwa permitan la consolidación de la democracia, y la estabilización y recuperación de la economía en Zimbabue lo antes posible", concluye el comunicado.

El acto era el primero al que asistía Mnangagwa en la ciudad de Bulawayo, bastión de la oposición, y coincidía con un momento político especialmente delicado para Zimbabue. El país africano celebrará el 30 de julio las primeras elecciones presidenciales y parlamentarias tras el fin del régimen de Robert Mugabe, apartado del poder en noviembre.

Mnangagwa, de 75 años, ha advertido de que el ataque no impedirá la celebración de dichos comicios, que por primera vez desde 2002 contarán con observadores internacionales. La Unión Europea ya desplegó el pasado sábado a sus enviados por distintas partes del país.

Secciones