Liga eusko label

Urdaibai se anuda un pañuelo sudado

El patrón de la ‘Bou Bizkaia’, Eneko Bilbao, ondea la bandera ganada ayer en aguas bilbainas. (Liga Eusko Label)

 La ‘Bou Bizkaia’ obtiene su primera bandera del curso en Bilbao tras superar a Hondarribia por dos segundos;Donostiarra, quinto, maravilla en su estreno

Jon Ander de la Hoz - Lunes, 25 de Junio de 2018 - Actualizado a las 07:48h.

bilbao - Segundos de adrenalina. Así reza uno de los eslóganes utilizados por la Liga Eusko Label para referirse a la máxima categoría arraunlari. Una expresión que ayer se ajustó como nunca a la competición, pues los cuatro primeros clasificados alcanzaron la línea de meta con apenas cuatro segundos de diferencia. Urdaibai impuso su gran capacidad física para hacer de la primera regata un apéndice del pasado curso y comenzar la temporada tal y como acabó la anterior: ganando en Ibaizabal.

Los bermeotarras lograron su primera bandera después de un gran derroche físico. El nivel de las traineras invita al optimismo en lo que a la calidad del espectáculo se refiere, y muestra de ello fue la pugna por llevarse la victoria. Un gran Hondarribia disputó la regata hasta la última palada, obligando así a Bermeo a tener que exprimirse a fondo. Un año más, la Ama Guadalupekoa presentó su candidatura para optar al título liguero, quedándose a dos segundos de los vizcainos. Para ello, los verdes supieron imprimir un ritmo pausado que hizo soñar con la victoria a los aficionados bidasotarras.

Tras los dos grandes, Santurtzi confirmó todo el potencial mostrado en pretemporada. La Sotera quedó en tercera posición el día de su debut en la máxima categoría. El entrenador Iker Zabala dio con la tecla y puso a su equipo en cabeza durante muchos minutos de la prueba. Los morados -que bogaron en la primera tanda- solo dieron su brazo a torcer en el último largo, donde Urdaibai y Hondarribia reaccionaron al tener referencias de Santurtzi. Aún así, el tercer puesto dejó un gran sabor de boca entre los integrantes del club morado, que se quedó a solo 32 centésimas de superar a Hondarribia.

Zierbena quedó en cuarto lugar. Los galipos se postulan como uno de los favoritos para plantar cara a los favoritos. Es más, los integrantes del equipo han reconocido públicamente que ganar banderas es uno de sus objetivos. Algo que ayer quedó probado tras su buen hacer en Bilbao. Los marrones acabaron a cuatro segundos de Urdaibai tras hacer gala de su óptima forma física. La regularidad que exhibió Zierbena fue una de las claves de su cuarto puesto;exceptuando el primer largo en el que fueron séptimos, los galipos fueron cuartos en todos los largos. Un dato que puede ser clave de cara al devenir de la liga.

DEBUT ESPERANZADOR Entre los más felices de la jornada se encontraban los miembros de Donostiarra. La Bantxa obtuvo la quinta posición el día de su debut en la máxima categoría, lo que les coloca en segunda tanda nada más empezar la liga. El equipo de Igor Makazaga sabía desde el principio lo que tenía que hacer;dejaron las prisas de lado, y, haciendo gala de una remada económica, los remeros dejaron deslizar al bote sobre las aguas bilbainas. Una técnica que sirvió para llegar frescos al final, pues pasaron de remar a una media de 35 paladas por minuto a hacer una txanpa casi a 45. Así lograron superar a botes que, en teoría, cuentan con más vatios en sus tostas.

Entre esas traineras estaba Orio, que ayer no pudo pasar del sexto puesto. Los largos pares hicieron mella en el rendimiento de los aguiluchos. A la vuelta los oriotarras fueron octavos y séptimos a siete y ocho segundos, respectivamente. Su buen hacer en los largos de ida -terceros y cuartos- no sirvió para amarrar un resultado acorde con su nivel, algo que les hizo perder puntos en su lucha por el liderato.

Cabo es otro de los llamados a pelear por los primeros puestos. Los gallegos llegaron a Bilbao tras haber arrasado en pretemporada, pero el equipo de Benigno Silva no pudo pasar de un discreto séptimo puesto. Su irregularidad se reflejó en la clasificación final;Cabo fue penúltimo en un primer largo para olvidar. No obstante, los bermellones supieron reaccionar a tiempo y tras escalar posiciones en los dos siguientes largos, marcaron el mejor registro en el largo final. Su último largo que dio pistas sobre su capacidad física, y dejó destellos de lo que ese equipo es capaz de hacer.

Tras ellos quedó Ondarroa, que inició su segunda aventura en la ACT completando una regata seria. El renovado equipo vizcaino salió fuerte y se colocó entre los tres primeros en la primera ciaboga. No obstante, el esfuerzo pasó factura a la Antiguako Ama y el equipo bajó sus prestaciones conforme pasaban los minutos. Aún así, el debut de Iñaki Errasti como técnico se tradujo en un plácido octavo puesto para Ondarroa, que no debería pasar apuros para salvar la categoría.

Buen comienzo vecinal Otro de los puntos calientes del estreno liguero se situaba en la lucha por eludir el descenso. Varios equipos esperaban ansiosos el inicio de campaña con tal de poder situarse en la clasificación. Entre ellos se encontraban dos de las cinco traineras guipuzcoanas en la competición: San Juan y San Pedro. Los vecinos consiguieron eludir los últimos puestos al dejar por detrás a Tirán y Kaiku, dos de los equipos que también lucharán por no caer en puestos de descenso.

Entre los cuatro traineras, San Pedro quien se manejó mejor en aguas bilbainas. Los morados obtuvieron un noveno puesto que sirve para aventajar a sus rivales más directos. Su buen hacer en los largos de vuelta, donde fueron sextos, les colocó en cabeza del último grupo. El equipo morado acertó en las maniobras y, sobre todo, con la dirección. Muestra de ello fue que su patrón, el getariarra Ander Etxegoien -que debutaba en la categoría- fue nombrado el mejor de la jornada dominical.

San Juan también logró escapar de la quema en la primera jornada. Tras una pretemporada de muchos cambios, los rosas inician la campaña con ánimo de aunar puntos con tal que sirvan para eludir el peligro de perder la categoría. Conscientes de hacerlo lo antes posible, la regata de Bilbao sirvió para dar el primer paso hacia su objetivo. Aunque lejos de sus vecino, con su décimo puesto la Erreka pone agua de por medio entre su bote, Tirán y Kaiku.

En peor situación se encuentran los gallegos y los sestaotarras. Tirán sufrió en invierno una auténtica revolución que se tradujo en numerosas bajas que hizo tambalear el proyecto hasta el punto de dudar de su participación en liga. Su difícil situación se reflejó en el resultado final. Tras años gloriosos, el equipo de Moaña quedó en penúltima posición a mucha distancia de los botes de cabeza. En ningún momento salió de los últimos puestos, y solo fue capaz de superar a un Kaiku en horas bajas. El cambio de fisonomía que ha padecido la Bizkaitarra -que fue penalizada con tres segundos- augura una difícil campaña si no mejoran sus prestaciones. Tienen tiempo para ello.

Secciones