vela

El ‘Mapfre’ queda segundo

la embarcación de xabi fernández acaba en tercera posición la última etapa a apenas dos millas del ‘dongfeng’, que se proclama vencedor de la volvo ocean race

Lunes, 25 de Junio de 2018 - Actualizado a las 07:48h.

madrid - El Dongfeng chino, al mando de Charles Caudrelier, se proclamó ayer vencedor absoluto de la 13ª edición de la Volvo Ocean Race al imponerse en la undécima y última etapa de la prueba entre Gotemburgo (Suecia) y La Haya (Holanda), siendo segundo en la general el Mapfre.

El Dongfeng cruzó a línea de meta, frente a la playa de Scheveningen, a las 17.22 (hora peninsular), tras invertir un tiempo de tres días, tres horas, 22 minutos y 32 segundos en un recorrido de 1.070 millas náuticas (1.982 kilómetros). Los derrotados de esta edición fueron el Mapfre de Xabi Fernández, finalmente tercero en la etapa y segundo en la general final, y el Brunel holandés de Bouwe Bekking, que partían como líderes empatados en la etapa.

La única forma de victoria final del Dongfeng, que partía tercero a un punto de las otras dos embarcaciones aspirantes al triunfo, era ganar la etapa y sumar el punto de bonificación que se le da al ganador, superando a ambos en un punto.

A las 21.00 horas del sábado, los dos barcos holandeses, Brunel y AkzoNobel, se colocaban más al oeste que el resto de la flota, bajo vientos de componente noroeste de 30 nudos (55 km/h) y a 23 nudos (44km/h) de velocidad. El Mapfre y el Dongfeng seguían su pulso más al este, junto a la costa oeste de Dinamarca en su frenético descenso hacia el sur. La clave de la etapa llegó a las 22.00 horas, cuando el Mapfre viraba al suroeste para converger con los dos barcos holandeses. Esto le costaría perder el liderato de madrugada. Mientras, el Dongfeng optaba por superar la zona de exclusión del norte de Alemania por el este, casi 100 millas (185 km) más hacia la costa que los otros cuatro rivales del grupo oeste en mar abierto.

Sobre las 6.00 horas, el grupo oeste llegaba al extremo norte de la zona de exclusión. El AkzoNobel seguía en cabeza con el Brunel a una milla y el Mapfre a 1,2. La distancia real del grupo con el Dongfeng, que navegaba hacia el suroeste, era de 38 millas. Ahí parecía haber perdido la posibilidad de ganar la etapa y la prueba, pero la recompensa por la opción costera, si es que podía haber una, llegaría en la aproximación a La Haya, donde se pronosticaba que el viento caería significativamente para los que se encontraban en alta mar.

La decisión de la etapa llegaba a las 16.40 horas cuando el Dongfeng, en rumbo directo sur y a 15 nudos (28 km/h) pasaba por el este por delante de los que venían del oeste, dejando al AkzoNobel de Simeón Tienpont y al Mapfre a dos millas y a tres al Brunel. Era la sentencia final. El AkzoNobel sería segundo a una milla del vencedor y el Mapfre, tercero, a dos millas. - Efe