Resplandor vasco en los estatales

Valverde, Izagirre y Fraile. (efe)

Los corredores euskaldunes obtienen un éxito rotundo en Castellón

Un reportaje de C. Ortuzar - Lunes, 25 de Junio de 2018 - Actualizado a las 07:48h.

La representación vasca en los Campeonatos de España de ciclismo disputados a lo largo del fin de semana en Castellón regresa con las maletas cargadas de metales preciosos, o al menos bañados en oro, plata y bronce. El dominio vasco ha resultado abrumador y sus representantes se han hecho con los principales títulos en juego en la cita de los estatales. Gorka Izagirre (Bahrain) logró hacerse con el laurel de la prueba de ruta de elite masculina. Al ciclista de Ormaiztegi le acompañó en el podio Omar Fraile (Astana), que obtuvo la presea de bronce en la carrera disputada ayer. El éxito fue rotundo, al igual que lo ocurrido en la cita contrarreloj del viernes, donde tres ciclistas vascos ocuparon todos los escalones del podio. Jonathan Castroviejo (Sky) obtuvo su cuarto entorchado estatal reafirmando su dominio en la modalidad. Es el mejor especialista. Junto a él, Gorka Izagirre y su hermano, Ion. Gorka sale de los estatales con el oro de ruta y la plata de la contrarreloj. Ion fue tercero en la crono, a un solo segundo de Gorka.

El mismo resultado de Gorka subrayó a Eider Merino (Movistar), fantástica su actuación en los Campeonatos de España. La ciclista de Balmaseda demostró su potencial con una gran victoria en la prueba de línea, que gestionó a su antojo su equipo, que situó a tres de sus corredoras en el podio. Merino llegó a la prueba en ruta después de haber obtenido la medalla de plata en la disciplina contrarreloj, demostrando su capacidad en ambos frentes. Cuarta fue la errenteriarra Ane Santesteban, séptima a su vez en contrarreloj.

En el palmarés también quedará el triunfo del futuro de Iñigo Elosegui, con el maillot de Euskadi, en la prueba reina para los aficionados. El ciclista de Zierbena obtuvo una victoria mayúscula con un ataque lejano. El joven ciclista vizcaino, enrolado en las filas del Lizarte pudo degustar la victoria en solitario tras un ataque que no pudieron responder sus contrincantes. Más brillo para el resplandor vasco en los estatales.

Secciones