Un emotivo inicio de fiestas en Irun

asun casasola invitó a los irundarras a vivir “unas fiestas alegres y libres de toda violencia hacia las mujeres”

Un reportaje de Xabier Sagarzazu - Domingo, 24 de Junio de 2018 - Actualizado a las 07:34h.

El próximo 7 de julio se cumplirán diez años de su asesinato, pero ni su ciudad, Irun, ni sus vecinos, los irundarras, olvidan a Nagore Laffage Casasola. Nunca lo han hecho y menos este año. Por eso, anoche, Asun Casasola, la madre de la joven estudiante de Enfermería asesinada en sanfermines de 2008, fue la encargada, invitada por el Ayuntamiento, de leer el saludo oficial de las fiestas de San Pedro y San Marcial. Justamente en unos días en los que la salida de la cárcel en libertad provisional de los integrantes de La Manada ha creado gran indignación en la sociedad. Un enfado que anoche, en la plaza San Juan de Irun, se entremezclaba con la propia alegría del arranque de fiestas.

A las 21.30 horas, y después de que los dantzaris de Kemen Dantza Taldea bailaran el Aurresku, Asun Casasola se dirigía a los irundarras, desde el balcón consistorial, con un mensaje claro: “Las fiestas deben ser un espacio donde ninguna mujer se sienta ninguneada, acusada ni agredida, tanto verbal como físicamente”.

La madre de Nagore Laffage señalaba a continuación que “nuestros sanmarciales y cualquier otra fiesta deben ser un espacio de encuentro donde todas las personas tienen el mismo derecho a disfrutar de ellas, independientemente de ser hombre o mujer y donde tampoco tengan cabida los rechazos, las vejaciones y agresiones por motivo de género u orientación sexual”.

Asun Casasola deseó a los irundarras que en sus fiestas, “a la par de la alegría y el buen humor, se desborde también por las calles la amistad, el respeto y la tolerancia;que las fiestas sean ese espacio de encuentro donde todo el mundo encuentre su lugar en un entorno de cordialidad y concordia”, y concluyó su saludo de fiestas con un “Ondo pasa!” y con los consabidos “Gora Irun!” y “Gora San Marcial!” que fueron respondidos a coro por los irundarras que se congregaron en la plaza de San Juan.

Minutos después, el alcalde, José Antonio Santano, encendía la hoguera y la ciudad se sumergía en su primera noche de unas fiestas que se prolongarán hasta el 1 de julio.

desde por la mañana No obstante, y aunque el inicio oficial de fiestas lo dieron el saludo de Asun Casasola y el encendido de la hoguera, muchos irundarras vivieron ayer la fiesta desde por la mañana. Especialmente, los jóvenes.

Un año más, se celebró el Koadrilen Eguna que organiza Betti Gotti Euskara Kultur Taldea, con su olimpiada de cuadrillas en la plaza Urdanibia, la kalejira hasta Ficoba y la gran comida en la que se agotaron, como siempre, las 1.600 plazas disponibles. Gozategi animó la sobremesa antes de la vuelta en kalejira al centro.