Margallo pide debates “con quienes quieran”

Cabanes se presenta como candidato crítico y dice que la corrupción “ha hecho polvo” al PP

Domingo, 24 de Junio de 2018 - Actualizado a las 07:34h.

donostia - Los tres candidatos con escasas opciones de hacerse con la presidencia del PP buscaron ayer un hueco con sus propuestas. Todo ello, a la espera de que la Comisión Organizadora decida mañana si permite participar a un séptimo contendiente, José Luis Bayo, quien conocerá el lunes a las 14.00 horas si sus avales válidos son suficientes para plantar batalla y pasar el corte de los cien necesarios. El que mayor respaldo puede recabar de todos ellos, el exministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, reconoció que parte con “desventaja” porque no tiene poder orgánico ni relaciones con las comunidades autónomas, y propuso debates sectoriales con los candidatos, aunque ya han sido descartados por el partido. “Propongo debates sobre cada uno de los temas con los candidatos que quieran, por ejemplo, sobre la situación en Cataluña, las pensiones, el empleo y las políticas familiares, con el objetivo de que los militantes puedan saber qué se les ofrece”, defendió.

El concejal en La Font de la Figuera (Valencia), Elio Cabanes, por su parte, se presentó como un candidato “crítico” con la cúpula, y planteó la limitación de mandatos o “la inversión de la pirámide de congresos”, de manera que los cónclaves comiencen a organizarse a nivel local, después provincial, autonómico y, por último, estatal. Además, reclamó una “oficina de garantía ética”, y avisó de que la corrupción “ha desmotivado a las bases totalmente”. “Nos ha hecho polvo a nivel emocional”, recalcó.

El diputado por Ávila, José Ramón García Hernández, exprimió el argumento de la discriminación lingüística y pidió regular por ley el conocimiento del castellano, sin concesiones a los nacionalistas vascos o catalanes, pero tampoco a los valencianos que ven minusvalorada su lengua cooficial. Bayo, por su parte, sigue reclamando “juego limpio” a la hora de contabilizar sus 400 avales y comprobar si estaban al corriente del pago de la cuota. - N.G.

Secciones