Cartas a la Dirección

Conservación y creatividad en arquitectura

Alberto Fernández D' Arlas, Montse Fornells, Juan Ignacio García Velilla y Josemari Unsain - Domingo, 24 de Junio de 2018 - Actualizado a las 07:34h.

En recientes declaraciones de responsables del Colegio de Arquitectos Vasco Navarro (COAVN) y de la Escuela de Arquitectura de la UPV se deslizan comentarios que cuestionan la labor que vienen efectuando desinteresadamente las Asociaciones de defensa del Patrimonio.

En respuesta a dichas apreciaciones Áncora desea manifestar:

1) Negar que en San Sebastián se están produciendo pérdidas patrimoniales, es sencillamente dar la espalda a la realidad. Áncora realizó hace pocos meses una exposición que ponía de relieve las graves pérdidas arquitectónicas producidas en el pasado reciente y las numerosas amenazas de destrucción o desvirtuación que se cernían sobre el presente y el futuro inmediato.

2) El COAVN se queja de las trabas que los defensores del patrimonio ponen a las nuevas intervenciones arquitectónicas y habla incluso de “sobreprotección” patrimonial. Algo incongruente cuando estamos asistiendo continuamente a derribos y transformaciones aberrantes en edificios de todo tipo, además de en portales y comercios;sirva de ejemplo el reciente derribo de los EUTG, obra extraordinaria de la arquitectura vasca del siglo XX. Los responsables de la COAVN y de la Escuela nada hicieron para evitar ni para denunciar su destrucción. Se echa de menos el compromiso que el COAVN mostró en otros tiempos en favor de la protección patrimonial de Donostia, sin limitarse a actuar, casi exclusivamente, como agrupación de defensa de intereses gremiales.

3) Tratando de desacreditar a las asociaciones de defensa del patrimonio se tiende a caricaturizarlas como entidades reaccionarias formadas por nostálgicos de la Belle Èpoque que rechazan la nueva arquitectura. Nada más falso. Bienvenida la arquitectura contemporánea de calidad siempre que no implique la destrucción o degradación del legado cultural que a duras penas hemos conservado.

Secciones