Crítica de arte

Mapas habitados de Dick Recalde

Por Edorta Kortadi - Domingo, 24 de Junio de 2018 - Actualizado a las 07:34h.

Dick Recalde (Iruñea, 1963) presenta en Galería Altxerri de Donostia un conjunto de Mapas sin territorio, dibujos y acuarelas sobre grandes superficies de papel de carácter lineal y cinético, a la espera de ser habitados y colonizados por el espectador que los contempla. Espacios sutiles, evanescentes, casi etéreos, que a la manera de una brisa suave y susurrante, de carácter musical, sugieren al lector espacios para la contemplación y el ensueño. A la manera musical el artista produce conjuntos de líneas paralelas, horizontales, verticales, y diagonales de carácter curvo y ondulado, que se articulan y arraciman entre sí creando pentagramas de carácter musical y poético: Cruzados, La montaña negra, (2014).

La suavidad del dibujo sobre superficies pintadas y tintadas levemente en grises, amarillos y ocres, de formas no rígidas, sino mas bien orgánicas, producen en la vista una sensación de evanescencia y movilidad, de movimiento contenido entre el yay el todavía no, entre las formas líquidas y amorfas, y las más consistentes y elaboradas: Una granadina, Racionales e irracionales y Gotitas de sangre/Mapa del deseo (2014).

La misma tensión que se contempla en su serie Terruños abandonados. Islas de Robinson (2014) en las que el autor crea contrapoderes entre formas blandas y amorfas de barro y la sutil cuadrícula del fondo sobre las que oscilan.

En el fondo de todas sus propuestas se advierte un componente conceptual de origen germánico, dual y de lucha de opuestos entre lo racional/irracional, color/incoloro, masa/línea, y que hunde sus raíces en la filosofía heiddegeriana del ser y la nada, entre el hacerse y lo consistente, entre formas y fuerzas configuradas.

Lo cierto es que con muy pocos medios, y con mucha sutilidad y bagaje poético, el autor consigue una obra de gran refinamiento y belleza clásica.

Su gran mural Merci, compuesto de un abecedario de letras de madera de tilo, realizado con formas de carácter similar, pero todas diferentes, y ubicado en el frontis de la muestra, supone todo un ejercio conceptual de gran refinamiento.

Recalde ha obtenido diversas becas y premios, y su obra se halla en diversas instituciones y colecciones.