Infierno

Leo Messi.

argentina caballero dice que viven unos momentos muy duros y maradona castiga sin piedad el nivel de la albiceleste, quitando toda culpa a leo messi

Juan Pablo Cienfuegos Alberto Estévez - Domingo, 24 de Junio de 2018 - Actualizado a las 07:34h.

BRONNITSY - La selección de Argentina sigue sumida en una profunda crisis que no mejora tampoco por el hecho de que Nigeria, con su victoria frente a Islandia, le haya dado la posibilidad de depender de sí mismo en el último encuentro de la primera fase, precisamente frente al conjunto africano.

Willy Caballero, el portero de la selección argentina que firmó un fallo monumental en la contundente derrota frente a Croacia, está siendo objeto de críticas más que severas, que incluso en las redes sociales le han atacado directamente a él y a su familia. El portero reconoció ayer estar viviendo “momentos muy duros” tras este error, aunque dijo que ahora quiere “trabajar” y no “hacerse la víctima”.

Preguntado por su estado de ánimo en conversación mediante mensajes de teléfono con un programa del Canal 13 de Argentina, el cancerbero afirmó que “son momentos muy duros que hay que vivirlos”.

La periodista que se comunicó con él, y que admitió que no esperaba una respuesta de Caballero, le preguntó a continuación si le gustaría declarar algo, a lo que alegó: “Muchas cosas, pero ahora no hay que hablar, hay que trabajar. No hay que hacerse la víctima y no dar declaraciones”, dijo. “Cualquier cosa que se diga se va a poner en duda, eso lo sé. Te agradezco, pero es mejor trabajar y pedir disculpas ganando, no hablando”, terminó Caballero, el veterano guardameta de 36 años.

El ambiente de tensión de la selección de Argentina se puede cortar y las últimas declaraciones de Maradona tampoco han ayudado a sosegar la situación, aunque Messi sea uno de los que se salvan.

“Estoy con una rabia que no se puede transmitir y una bronca interior muy grande, porque el que vistió esa camiseta no puede ver que sea vapuleada así por un equipo croata que no es Alemania, no es Brasil, no es Holanda ni España. Pero esto tiene un culpable, y el culpable es el presidente de AFA. Todo el mundo se comió la galletita de que Sampaoli venía con los computadores, con los drones, con catorce ayudantes y 25 sparrings. Me parece que hay una falta total de autoridad por parte de Tapia”, dijo Maradona en el programa de televisión de Telesur, donde trabaja.

Para el Pelusa, que ha situado en su diana de las críticas a Sampaoli, criticó nuevamente el estilo de juego de Argentina. “Argentina no sabe a qué juega, no tiene solución para nada. A Islandia no le hicimos daño y ayer no se vio ningún cambio de mentalidad. Ahora se abrió una pequeña puerta, pero el problema no es Nigeria, el problema somos nosotros”, dijo.

Maradona también sacó el látigo para referirse a la actuación de Willy Caballero, el portero de la gran cantada. “Fue un desastre mundial, fue terrible”, sentenció tras realizar un sonido despectivo.

Maradona, por contra, preservó a Leo Messi de las críticas generalizadas que están cayendo sobre Argentina. “Messi jugó como tenía que jugar, como pudo jugar. Es difícil tener que resolver los problemas de los compañeros, y eso me toca en carne propia a mí. Yo sabía lo que iba a hacer Giusti, lo que iba a hacer Valdano, lo que iba a hacer el Checho Batista, yo sabía a quién podía ir a buscarle la pelota larga y a quién corta. Messi se hace el lugar y no se la dan, entonces es un problema del equipo. No pretendamos que nos gane una copa él solo”, dijo sobre el jugador del Barcelona, criticando a la vez el papel que está desarrollando el seleccionador para dar cohesión al equipo.

pero hay esperanzas Sin embargo, la victoria que logró la escuadra de Nigeria ante la de Islandia coloca a Argentina ante un nuevo escenario. Para el equipo que dirige Jorge Sampaoli es obligatorio ganar al cuadro de Nigeria y esperar que, en caso de un hipotético empate ante Islandia -que debería ganar a Croacia-, el balance de goles le favorezca. Sabedores de esta posibilidad, los internacionales argentinos trabajaron ayer en turno matinal en su sede de Bronnitsy, ubicada a unos 60 kilómetros de Moscú.

Sampaoli dispuso de veinte jugadores sobre el césped toda vez que los defensas Nicolás Otamendi y Gabriel Mercado y el centrocampista Lucas Biglia se quedaron en el gimnasio por sendos traumatismos. El central del Manchester City y el polivalente jugador del Sevilla arrastran un golpe en el tobillo derecho desde el choque del pasado jueves ante el bando croata en Nizhny Novgorod. El jugador del Milán, por su parte, sufrió un traumatismo en una rodilla en la práctica del viernes, en la que los suplentes en el segundo compromiso de la Albiceleste en Rusia se ejercitaron junto al grupo de los sparrings.

Con tres días de margen para promover una reacción que implique su continuidad en el Mundial, Argentina se conjura para eludir el gran fiasco.

Secciones