Gigantes listos para la fiesta

Siete meses después de lanzar el micromecenazgo para restaurar los ocho gigantes de su comparsa, Irungo Atsegiña presentó ayer a cuatro de ellos, ya en perfecto estado de revista para deleitar con sus bailes a niños y mayores en los próximos días.

Un reportaje de Xabier Sagarzazu - Sábado, 23 de Junio de 2018 - Actualizado a las 07:53h.

Hace casi un año, en plenas fiestas de San Pedro y San Marcial, los gigantes de la comparsa de la sociedad Irungo Atsegiña dijeron basta. Un temporal de lluvia y viento ocasionó importantes daños en algunos de ellos y esta entidad se propuso poner en marcha un proyecto de restauración que sabían que iba a tener que acometerse más pronto que tarde.

A finales del pasado noviembre, Irungo Atsegiña presentaba en sociedad un ambicioso proyecto para restaurar y recuperar completamente a sus cuatro parejas de gigantes: Casero y Casera, Alcalde y Alcaldesa, Negro y Negra y Turco y Turca. El objetivo no era fácil. El prestigioso taller Esku Artean de Pamplona había analizado minuciosamente cada uno de los gigantes, su composición y las actuaciones que sobre ellos se habían realizado a lo largo de los años. Muchos años, ya que es sabido que Irungo Atsegiña recibió estos gigantes en donación en el año 1937, pero su origen es sin duda anterior.

El presupuesto de la rehabilitación ascendía a 89.981,65 euros e Irungo Atsegiña se disponía a acometer la rehabilitación de los gigantes aportando como sociedad una parte del presupuesto, buscando también los apoyos de instituciones públicas y por último, invitando también al micromecenazgo de personas individuales, cuadrillas, amigos y todo tipo de entidades que quisieran colaborar, con aportaciones de entre 40 y 400 euros, para las que se dividió cada gigante en 43 partes. La recompensa ofrecida era la satisfacción de volver a ver estas históricas figuras en plenitud de facultades y además, imprimir en su interior el nombre de cada persona o entidad que hiciera una aportación.

misión cumplida Ayer por la tarde, en vísperas del inicio oficial, hoy, de las fiestas de San Pedro y San Marcial de Irun, se presentaba el primer resultado de este proyecto. Un resultado exitoso, ya que Irungo Atsegiña ha culminado la mitad del objetivo: Turco y Turca y Casero y Casera ya han sido restaurados y a partir de hoy mismo, volverán a desfilar por las calles de Irun en fiestas, luciendo sus mejores galas.

El presidente de Irungo Atsegiña, Luis Etxebeste, y Eneko Calvo, directivo que ha estado al frente de la coordinación de todo este proyecto, se mostraban “muy contentos de haber podido completar, tal como estaba previsto, la primera mitad del proyecto, que era la restauración de cuatro de los ocho gigantes”.

“No era fácil hacer llegar a la gente este proyecto, no tanto la necesidad en sí de rehabilitar los gigantes, sino sobre todo, cómo iba a ser el resultado, que ahora queda a la vista. Los irundarras pueden ahora admirar la diferencia entre cómo estaban Casero y Caseray Turco y Turca hace un año, y cómo están ahora, ya restaurados y listos para poder ser bailados con más tranquilidad”, explicaban los directivos de Irungo Atsegiña.

detalles inesperados Eneko Calvo contaba ayer que los artesanos del taller Esku Artean, que tienen una amplia experiencia en este tipo de restauraciones (no hay que olvidar la auténtica veneración que existe en la ciudad de Iruña por sus gigantes y cabezudos), se han encontrado en su trabajo “con algunas sorpresas y detalles inesperados”.

Así, “la restauración de la pareja de caseros y la de los turcos ha sido más complicada de lo esperado, sobre todo con las manos, de las que se sabía que eran de madera tallada, pero en las que se han encontrado que habían sido objeto de diversas actuaciones de reparación y con materiales distintos”, explicaban los directivos de Irungo Atsegiña.

En otras partes, como son las cabezas de los gigantes, “se sabía ya que la actuación era delicada y compleja, ya que había daños por humedad, había que quitar y actuar sobre varias capas de restauraciones o reparaciones anteriores... Pero también se han encontrado cosas curiosas, como restos de periódicos de los años 30 del siglo pasado, algunos incluso en idioma alemán”, detallaba Eneko Calvo.

Ahora, queda la otra mitad del proyecto, la de rehabilitar para las fiestas de Irun de 2019 a las otras dos parejas de gigantes: Negro y Negra y Alcalde y Alcaldesa. Los promotores del proyecto confían en que “una vez que la gente haya visto el resultado de la primera actuación, se animen más personas y entidades a hacer sus aportaciones y sufragar los casi 45.000 euros que costará esta rehabilitación”.

la cifra

20

Personas o grupos han sido mecenas, con 8.000 euros en total.

detalles

Ayudas públicas. Para la restauración de estos históricos gigantes, ha habido también ayudas de las instituciones públicas. Así, “el Ayuntamiento de Irun hizo una aportación de 10.000 euros” y la entidad está “pendiente de la cantidad que aportará la Diputación Foral de Gipuzkoa, que también ha mostrado su compromiso para ello”, explicaba Eneko Calvo ayer.

Posible origen en Bilbao. Indagando en archivos y documentación, el taller Esku Artean se encontró con una imagen de una comparsa de gigantes de Bilbao, del año 1895, que son idénticos a los de Irungo Atsegiña. No se saben si son los mismos, pero la imagen ha servido de referencia para esta restauración.