Mercado

Willian José, el insustituible

Willian José se lamenta de una ocasión fallada durante un partido de la temporada pasada. (Ruben Plaza)

La Real prepara un tercer contrato para el brasileño en los 23 meses que lleva en Donostia por el interés de clubes poderosos

Mikel Recalde - Sábado, 23 de Junio de 2018 - Actualizado a las 07:53h.

donostia - Los que estuvieron en la rueda de prensa tras el primer Leganés-Real en Primera División de hace dos años seguro que no olvidan la cara de poker que tenía Asier Garitano. Los periodistas locales se afanaban en conseguir que el técnico explicara los motivos por los que la mejor versión del equipo de Eusebio le había pasado por encima y se había llevado los tres puntos. De entre todos los blanquiazules, hubo uno que brilló sobremanera por encima del resto, Willian José. Es decir, el de Bergara también conoce de primera mano la importancia vital que tiene el brasileño en el fútbol txuri-urdin. En solo dos años se ha convertido en un baluarte indispensable que provoca que sus resultados deportivos sean dependientes en demasiadas ocasiones de su concurso y rendimiento. La mejor demostración ha sucedido este año, cuando el cuadro realista entró en la más grave de sus crisis, que incluso le llevó a empezar a mirar de reojo a los puestos de descenso y que incluyó su eliminación en los dieciseisavos de final de la Europa League ante el Salzburgo, justo en el momento en el que el 12 realista se lesionó en vísperas de visitar el Santiago Bernabéu con la rotura del tercer metatarsiano del pie izquierdo.

A nadie se le escapa que la Real cuenta con muy buenos jugadores, pero si hay alguno que se le puede considerar como insustituible, ese es Willian José. Preguntado en la entrevista que concedió a este periódico, nada más ser presentado como nuevo entrenador realista, por si temía una posible salida del internacional en la canarinha, y fiel a su talante, Garitano se mostró tranquilo y echó balones fuera: “Nunca sabes en el fútbol por dónde van a ir. También me han preguntado por Odriozola. Son jugadores de alto nivel y fíjate los nombres de equipos que salen que le quieren. Pero la Real está bien”.

En el club txuri-urdin mantienen una relativa tranquilidad por la situación de su delantero centro. Como informó este periódico, al finalizar la pasada campaña en Anoeta recibieron la información de que el Borussia Dortmund estaba muy interesado en hacerse con sus servicios. Los alemanes se sumaban así al Everton, que lleva muchos meses pensando que es el punta ideal para su equipo, y a equipos italianos, ya que en los últimos días ha trascendido que uno de los que competirá en la Champions el próximo curso (Juventus, Nápoles, Roma e Inter) estaba dispuesto a acometer un importante desembolso para hacerse con sus servicios. La lista es larga e incluso la Real se estaba preparando por si se pudiese producir una no deseada salida, siguiendo de cerca el mercado de nueves y fijándose, entre otros, en Toko Ekambi, del Angers, que ya ha fichado por el Villarreal.

operación La clave de todo se encuentra en la palabra del futbolista. En las reuniones que mantuvo con Olabe antes de volar a su país para disfrutar de sus vacaciones le transmitió que su idea era seguir en la Real. Así lo reconoció siempre que tomó la palabra públicamente, pero, como es lógico, el hecho de quedarse fuera de la convocatoria de Brasil y de que el jugar en clubes más pudientes podrían catapultarle con más facilidad a su selección puso en guardia a la directiva txuri-urdin. Sobre todo cuando les llegó la aparición de un gigante como el Borussia.

Aperribay manifestó en la presentación de Garitano que “estamos teniendo conversaciones con Willian, pero no sobre el hecho de comprar el 30% de su pase (corresponde al fondo de inversión de Maldonado). No hemos tenido ninguna oferta por él y nuestra intención es que se quede aquí”. La Real, que ya renovó su contrato en septiembre del año pasado hasta 2022, es decir a principios de la pasada campaña, cuando solo llevaba trece meses en Donostia, quiere volver a revisar sus cifras y tratar de subir su cláusula, que hasta la fecha asciende a 60 millones de euros.

Eso sí, si llega un poderoso y atractivo comprador y el futbolista lo pide, Aperribay se sentaría a hablar, como ha manifestado bajo el mismo argumento que utiliza para convencer a Mikel Merino de que si acepta la propuesta txuri-urdin, en el caso de que en el futuro quiera partir, no se remitirán a la cláusula. Pero cerca del mes de julio, a pocos días del final de las vacaciones, la continuidad de Willian no parece correr peligro. Ese será el mejor fichaje de la Real.

Planificación

Secciones