Donostia pide a educación nuevas sedes para el conservatorio y los sindicatos de Urbieta

Miembros de la dirección y padres del Conservatorio y de Amara Berri.
El alcalde, Eneko Goia, se tapa la cara ante la presencia de su socio de gobierno, el socialista Ernesto Gasco, en el Pleno de ayer.

El Pleno aprueba por unanimidad sendas mociones en las que solicita que se mejoren las condiciones de los alumnos de Amara Berri y los de Francisco Escudero

Arantzazu Zabaleta Iker Azurmendi - Viernes, 22 de Junio de 2018 - Actualizado a las 08:27h.

donostia - El Pleno municipal aprobó ayer por unanimidad sendas mociones presentadas por EH Bildu en las que pide al Gobierno Vasco, por un lado, que reubique a los sindicatos que tienen su sede en las escuelas de la calle Urbieta para que liberen ese espacio y se pueda destinar a usos educativos, tal y como reclama el centro Amara Berri. La otra moción le solicita que busque también una sede en condiciones para el Conservatorio Francisco Escudero, ubicado en la actualidad en el número 45 de la calle Easo. Aunque en ambos casos la gestión de los inmuebles y servicios corresponde al Departamento de Educación, las instalaciones han sido cedidas por el Ayuntamiento, que se ofrece a colaborar con Lakua para buscar nuevos espacios.

La Corporación donostiarra se hizo así eco de las demandas de la comunidad educativa de Amara Berri, por un lado, y del Conservatorio, por otro, y en ambos casos destacó el nivel de acuerdo alcanzado entre todos los grupos.

En el caso de Urbieta, consensuaron un texto en el que piden que las instalaciones, una vez liberado el espacio que utilizan los sindicatos, puedan estar reestructuradas para el curso 2019-2020. Tal y como viene informando este diario, para acoger a los 270 alumnos de Infantil de Amara Berri y a los 53 de la haurreskola, se tuvieron que instalar módulos prefabricados en el patio, que reducen el espacio de juego para los niños. Si se liberan los 130 metros cuadrados que ocupan los sindicatos en la actualidad, se podrían reorganizar los espacios y mejorar las condiciones de los escolares. Por eso, la dirección del colegio y los padres han reclamado a las centrales que acepten las propuestas de reubicación.

“Se les han hecho propuestas y las han rechazado, se han convertido en un obstáculo”, afirmó el concejal de Educación, Jon Insausti. La concejala de EH Bildu, Naiara Sampedro, recordó, sin embargo, que la alternativa planteada en Amara fue rechazada por un informe de prevención laboral, que afirmaba que no reunía las condiciones mínimas necesarias, y pidió que se les ofrezca una alternativa adecuada.

El PSE-EE, por su parte, planteó otra corrección a la moción original en la que solicitaba que se estudie la opción de reubicar la haurreskola en el edificio de la estación de EuskoTren en Easo, aunque no salió adelante y contó solo con el respaldo del PP. “Nadie ha pedido reubicar la haurreskola”, argumentó Sampedro. “Sería muy a largo plazo”, añadió la portavoz de Irabazi, Amaia Martín. Insausti alegó que las prioridades para abrir nuevas haurreskolas son ahora Gros y Riberas.

conservatorio Representantes de la dirección de Amara Berri fueron ayer testigos en el salón de Plenos del debate político sobre su situación y junto a ellos había, también, responsables del Conservatorio Francisco Escudero. Estos comparecieron recientemente en el Parlamento Vasco para dar cuenta de su situación y reivindicar que, como consecuencia de las carencias del edificio de Easo, necesitan también una nueva sede para seguir trabajando en condiciones dignas, aunque, al igual que los sindicatos de la misma manzana, no desean salir del centro de la ciudad.

Todos los grupos apoyaron la moción que pide al Gobierno Vasco que busque una nueva sede y reserve la partida presupuestaria correspondiente cuanto antes para el traslado. Aunque el Ayuntamiento ofreció su colaboración en ese sentido, Insausti recordó que en Bilbao y Gasteiz los conservatorios se ubican en sedes propias del Gobierno Vasco. Para Insausti, crear un nuevo edificio en la playa de vías de Easo una vez se soterre la línea de EuskoTren sería una buena opción, aunque Amaia Martín recordó que los plazos de la obra pública son muy largos y que, en ese caso, haría falta otra ubicación provisional hasta que pudiera materializarse.

juventud

Secciones