Las sidrerías quieren crecer un 20% en turistas

Dos de cada diez lo hacen buscando una experiencia “turístico-gastronómica”

Viernes, 22 de Junio de 2018 - Actualizado a las 08:27h.

donostia - El 80% de las personas que visitan las sidrerías de Euskadi responde al perfil de un cliente que acude como parte de un acto social y de encuentro, mientras que el 20% restante son visitantes que ven en ellas una experiencia “turístico-gastronómica”, un porcentaje que el sector aspira a incrementar mediante la incorporación de alojamientos y nuevos productos turísticos a su oferta.

Esta es una de las principales conclusiones obtenidas en el estudio Txotx 2018: Demanda del producto turístico-gastronómico en las sidrerías de Euskadi, elaborado por el Departamento de Turismo, Comercio y Consumo del Gobierno Vasco y que presentó ayer en Donostia el consejero Alfredo Retortillo.

El director de la Agencia Vasca de Turismo (Basquetour), Harkaitz Millán, el gerente del consorcio Sagardun, José María Alberro, y la portavoz de la Asociación de Productores de Sidra de Gipuzkoa, Amaia Zubeldia, fueron otros de los participantes en este evento.

Durante la comparecencia, Retortillo explicó que los resultados de este estudio no constituyen una gran “sorpresa”, ya que se constata que “la experiencia de las sidrerías es un tractor fundamental para la población local” que en las últimas décadas se ha extendido al conjunto de la sociedad vasca.

De esta manera, casi la mitad de los clientes, un 44%, según comentó Retortillo, son habituales que repiten cada año el “rito” de visitar las sidrerías, una experiencia “gastronómica” que estas personas también entienden como parte de la cultura y la tradición vascas.

El informe revela, asimismo, que se trata de una actividad que los habituales llevan a cabo en grupo, con una media de algo de más de diez personas, que suelen ser amigos y familiares, aunque también compañeros de estudios o trabajo.

No obstante, Retortillo hizo hincapié en el 20% de personas que acuden puntualmente a las sidrerías como parte de una experiencia “turístico-gastronómica”, la mayor parte de los cuales son extranjeros o turistas de otras partes del Estado, y pernocta al menos una vez porque entienden la visita como una oportunidad de conocer también la comarca o el territorio.

Un colectivo que el consejero calificó de “interesante” porque ofrece “posibilidades de crecimiento” del sector sidrero y aporta nuevas “oportunidades de negocio” más allá de la temporada del txotx. - Efe

turismo