REACCIONES POLÍTICAS DESDE EUSKADI

Urkullu cree que el caso de 'La Manada' demuestra la necesidad de reformar el Código Penal

El lehendakari muestra su "comprensión" ante el "malestar social" generado por la libertad provisional decretada para los miembros de 'La Manada'

Para el Gobierno foral de Navarra, el auto "ahonda más en ese divorcio entre la Justicia y el propio sentir de la ciudadanía y de las políticas públicas que estamos haciendo".

AGENCIAS - Viernes, 22 de Junio de 2018 - Actualizado a las 10:24h.

GASTEIZ.  El lehendakari Iñigo Urkullu ha expresado su "comprensión" ante el "malestar social" generado por la libertad provisional decretada para los miembros de 'La Manada', condenados a nueve años de cárcel por abusar sexualmente de una joven en 2016 en Iruñea, y ha confiado en que lo ocurrido en torno a este caso contribuya a una reforma del Código Penal que permita una calificación "más grave" para este tipo de hechos.

Urkullu, en declaraciones a los periodistas en el Parlamento Vasco, ha expresado su "sorpresa" por el auto de la Audiencia de Navarra que decreta la libertad provisional para 'La Manada', al no apreciar riesgo de fuga de los condenados ni de reiteración delictiva.

El lehendakari ha mostrado su "comprensión" ante el "malestar social" suscitado por el tratamiento judicial que están recibiendo los cinco integrantes de 'La Manada', y ha confiado en que lo ocurrido en torno a este caso "sirva como razón para modificar el Código Penal", ya que "ahí está la clave".

A su juicio, las protestas sociales motivadas por las decisiones judiciales en torno a este caso, son "absolutamente lógicas". Además, ha mostrado su confianza en que lo ocurrido contribuya a modificar el Código Penal, de forma que se pueda establecer una calificación "más grave" para los responsables de este tipo de conductas, dado que los miembros de este grupo han sido condenados por un delito de abusos sexuales y no por agresión sexual.

EH BILDU PIDE "CAMBIOS PROFUNDO"

La portavoz de EH Bildu en el Parlamento Vasco, Maddalen Iriarte, ha advertido de que el tratamiento judicial que se está dando a los miembros de 'La Manada' evidencia la necesidad de introducir cambios "profundos" en el Código Penal y en la propia sociedad, con el fin de "garantizar la igualdad" entre mujeres y hombres.

Iriarte, en declaraciones a los medios de comunicación en el Parlamento Vasco, ha denunciado que la pena impuesta a los miembros de este grupo, que fueron condenados a nueve años de prisión por abuso sexual al descartarse el tipo más grave de agresión sexual, así como el auto que les concede la libertad provisional, es fruto de un sistema "heteropatricarcal".

La representante de EH Bildu en el Parlamento Vasco ha criticado que este tipo de decisiones judiciales "dejan de lado a las mujeres", y parecen indicar que "violar sale gratis". "Una Justicia que todos los días debe explicar sus decisiones no responde a las necesidades de la sociedad", ha manifestado.

Iriarte considera que más allá de una reforma del Código Penal que permita imponer condenas más duras por este tipo de hechos, es necesario introducir "cambios profundos" en todas las estructuras sociales, con el fin de "garantizar la igualdad" real entre sexos. "Hay que dar pasos para cambiar la sociedad y el sistema heteropatriarcal desde la raíz", ha manifestado.

EL GOBIERNO FORAL DE NAVARRA, "INDIGNADO"

La consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales del Gobierno de Navarra, Ana Ollo, ha afirmado que el Ejecutivo foral se siente, como "la mayoría de la ciudadanía" con la puesta en libertad de 'La Manada', "sorprendido e indignado" ante una decisión que, a su juicio, "no responde ni al sentir de la ciudadanía ni al sentir de las políticas públicas de este Gobierno".

Para la consejera navarra, el auto de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra "ahonda más en ese divorcio entre la Justicia y el propio sentir de la ciudadanía y de las políticas públicas que estamos haciendo".

A preguntas de los periodistas al término de una rueda de prensa, Ollo ha explicado que el Ejecutivo foral, personado en la causa como acusación popular, está estudiando el auto que dicta la libertad provisional de los cinco condenados, una resolución que "hasta hoy no nos ha llegado".

"Estamos como la mayoría de la ciudadanía, sorprendidos e indignados ante un auto que no responde ni al sentir de la ciudadanía, ni al sentir de las políticas públicas este gobierno", ha expuesto la consejera, quien también ha criticado la forma en la que se transmitió la decisión de la Audiencia de Navarra.

En su opinión, "la forma de cómo se transmitió no es la más adecuada mirando a la víctima" y ha cuestionado que "se transmitiera primero a los encausados y no a la víctima o al resto". "No entendemos este procedimiento. Esto ahonda en la revictimización de la víctima", ha sostenido.

Además, Ana Ollo ha remarcado que "no podemos estar de acuerdo con un auto que no está basado en lo que desde el primer momento" el Gobierno de Navarra ha defendido, como es que los hechos responden a "un delito de agresión sexual", no abuso sexual, una línea jurídica en la que "seguimos insistiendo".

"Todavía entendemos menos que estas personas estén en la calle", ha agregado la consejera, quien ha destacado que desde el Gobierno foral comparten "ese expresar mayoritario de una ciudadanía que ayer mismo volvió en pocas horas a mostrar en la calle ese descontento" ante una decisión que "ahonda más en el divorcio entre la Justicia y el propio sentir de la ciudadanía".

Para la responsable del departamento de Relaciones Ciudadanas e Institucionales del Gobierno foral, "hay que seguir trabajando intensamente no sólo en campañas de sensibilización, formación y con las personas jóvenes", sino que también se debe realizar "una revisión de las propias leyes con las que nos regimos como sociedad".

Ha defendido así Ollo que se trabaje "en cambios legislativo, no en caliente, pero sí trabajar para que esas leyes con las que nos estamos rigiendo como sociedad no ahonden en el divorcio que tiene la Justicia con la propia ciudadanía".

SORAYA SAÉNZ DE SANTAMARÍA

La exvicepresidenta del Gobierno y candidata a presidir el PP, Soraya Sáenz de Santamaría, ha alertado este viernes de que con la decisión sobre 'La Manada' el mensaje que se manda a los posibles agresores sexuales es que "delinquir sale barato" y por ello ha pedido al PSOE abrir una reflexión sobre las penas, como mantener la prisión permanente revisable.

Santamaría ha dicho que "por desgracia" las mujeres siguen padeciendo "violencia de todo tipo y muy grave" y ha subrayado que este asunto hay que tomárselo como un "gran reto social". Aunque ha expresado su "máximo respeto" a la Justicia y respeta la separación de poderes, ha dicho que "entiende y comparte" que la sociedad "no entienda determinadas decisiones" como la relativa a 'La Manada'.

Además, ha explicado que las penas privativas de libertad tienen varias finalidades y una de ellas se llama "prevención general", de forma que los ciudadanos puedan ver que cuando se cometen delitos de esta gravedad "tienen consecuencias graves". "A mi no me gusta el mensaje de que unos condenados a 9 años por un delito tan grave, el mensaje que estemos dando a la sociedad, especialmente a los autores y agresores de esta naturaleza, sea que puede salirles barato", ha enfatizado.