Cartas a la Dirección

Y dale con el dictador

JUAN CARLOS AUDIKANA - Viernes, 22 de Junio de 2018 - Actualizado a las 10:50h.

Ya les vale, habría que actuar con sus restos con nocturnidad y alevosía como a él le gustaba hacerlo con aquellos ciudadanos que contrariaban sus ideas y normas y no darle el bombo y platillo que se le está dando. Hace 40 años que vivimos mirando al pasado, la mayoría de las veces con sentido común, esperando encontrar los restos de familiares que aquel se encargo de asesinar y enterar en cualquier lugar del suelo español. Triste resulta, después de tantos años, resucitar el esqueleto de Franco desde lo profundo de los infiernos si los hubiere. Al dictador que se encuentra en el Valle de los Caídos, bajo una losa tremendamente pesada de la que difícilmente pudo escapar.

Pasemos página, hagamos lo que hay que hacer en una democracia que se precie y conseguir sustraerlo a la idolatría que le profesan los nostálgicos espiritistas y los turistas desorientados.