ekonomia

La automoción vasca mejora su previsión de ventas y refuerza su peso en la economía

La directora del Acicae y AIC, Inés Anitua, ayer, durante su conferencia.

El dinamismo de las carteras de pedidos encamina al sector cerca de su octavo récord de facturación consecutivo

Asier Diez Mon Oskar González - Viernes, 22 de Junio de 2018 - Actualizado a las 08:27h.

dOnostia - La industria vasca de la automoción rozará este año los 20.000 millones de euros de facturación y situará muy alto su récord de ventas. El cluster de automoción (Acicae) se marcó a finales de marzo alcanzar un ritmo de crecimiento del 7% para este curso, pero el mercado está evolucionando mejor de lo previsto y el balance final del año superará ese porcentaje.

La directora de Acicae y del Automotive Intelligence Center, Inés Anitua, trasladó esta idea ayer en una conferencia organizada por la Asociación de Directivos y Profesionales de Euskadi (ADYPE) en Bilbao. Al margen de las cifras, lo más importante es que las empresas vascas del automóvil tienen base para seguir creciendo, ya que están “preparadas para abordar con éxito” el momento “de transformación” que vive el sector.

La buena marcha de la industria vasca del coche refuerza su papel como uno de los principales motores del PIB de Euskadi. La automoción representa el 25% de la economía vasca y engloba compañías que operan en actividades que van más allá de la manufactura, como ingenierías y consultorías. De modo que el hecho de que este segmento avance a un ritmo más elevado del calculado explica en parte la decisión del Gobierno Vasco de revisar al alza su previsión de crecimiento del PIB.

Se trata además del segmento al que antes llegó la recuperación en Euskadi. El automóvil está marcando récords de facturación desde 2011 y, tras crecer un 11,4% el año pasado, podría volverse a acercar a los dos dígitos este ejercicio. De momento, todo indica que se superará el 7% inicialmente fijado como objetivo. En ese caso superaría como mínimo la barrera de los 19.700 millones en ventas e incluso cabe la posibilidad de que se rompa la barrera psicológica de los 20.000 millones. La facturación se ha multiplicado por 5 los últimos 25 años.

Anitua recordó que los socios de Acicae facturan un 90% en mercados internacionales y que en estos momentos hay 300 plantas de producción en el mundo con capital vasco. Entre las claves del éxito del sector, la directora del cluster de automoción destacó que Euskadi cuenta con una industria integral, “con toda la cadena de valor en un entorno muy focalizado” que trabaja de manera “muy alineada”.

En el segmento convive “un mix de empresas único”. Un 15% de las compañías son multinacionales extranjeras, pero también hay “global players” vascos. Como resultado, tres de los cuatro grandes grupos de componentes de automoción del Estado tienen su sede en Euskadi. Ese primer escalón se complementa con grupos de menor tamaño y pymes y en conjunto el sector no solo “ha sabido superar las profundas crisis”, además han logrado reforzarse con un producto diferencial por su alto contenido tecnológico.

grandes expectativas “El sector vasco tiene mucho futuro” porque tiene “una capacidad muy grande de reinventarse y seguirá así”. Además cuenta con el Automotive Intellegence Center (AIC) de Bora, el polo de innovación del coche promovido por la Diputación de Bizkaia.

Está preparado por tanto para responder a los “grandes retos y oportunidades” del “enorme” proceso de transformación que se está viviendo. Según explicó Anitua, entre los principales retos que afronta el sector, se encuentra la globalización y la necesidad de producir “allí donde están los mercados”, la entrada de nuevos competidores que conlleva “presión” en precios y costes, o los mercados emergentes en un momento en que los mercados están “principalmente” en Asia y, sobre todo, en China.

A ellos se suma el hecho de ser un sector “muy cambiante”, con necesidades de innovaciones tecnológicas y nuevas “reglas de juego” porque en los últimos años se ha pasado de que “los fabricantes eran responsables del desarrollo integral del vehículo y los proveedores recibían un plano” para fabricar a que los fabricantes de componentes sean responsables del 75% del desarrollo de los vehículos.

En el capítulo menos positivo, advirtió de que se trabaja con “márgenes muy pequeños” y se produce una “competencia atroz no solo entre sí, sino en las grandes corporaciones entre las propias plantas”, que “limita la capacidad de inversión”. El incremento del precio de materias primas, la seguridad y la reducción del impacto ambiental son otros de los retos que citó Anitua, que insistió en que todos ellos hacen preciso, además, contar con nuevos profesionales “multiculturales y multiprofesionales”.

el sector en cifras

empresas. La industria vasca de Automoción está formada por unas 300 compañías. Está presente toda la cadena de valor del coche, desde los centros tecnológicos a los fabricantes de piezas, pasando por consultorías e ingenierías. La facturación conjunta ronda los 18.400 millones de euros, sin incluir Mercedes-Benz.

empleos en euskadi. Las compañías de Acicae dan empleo a 40.800 personas en Euskadi. El año pasado se generaron casi 2.900 nuevos puestos de trabajo. La automoción representa el 25% del PIB de la CAV y es en estos momentos uno de los principales motores de la economía vasca.

Secciones