Miles de personas reclaman la continuidad de la caza y la pesca

Aficionados vascos celebraron el XXVI Día del Cazador y Pescador en Dima reivindicando sus derechos

J. Zengotitabengoa - Viernes, 22 de Junio de 2018 - Actualizado a las 08:28h.

donostia - Alrededor de 50.000 personas se dieron cita el pasado domingo en una nueva edición del Día del Cazador y Pescador que se celebró en las campas de Zumeltza, en Dima, donde quedó demostrada una vez más la fortaleza que atesoran los numerosos aficionados a ambas especialidades. Además de tomar la temperatura de un sector que está en plena forma, la jornada sirvió para expresar las preocupaciones e incertidumbres en torno a esas prácticas, así como para exponer la reivindicación de sus derechos.

Aunque el persistente sirimiri y las grandes áreas de terreno en las que habían hozado los jabalíes dejaron el terreno bastante embarrado, el escaso público de primeras horas de la mañana dio paso a un gentío que llenó las diferentes zonas habilitadas para la jornada. “Fue espectacular ver a tanta gente y de todas las edades”, resume el presidente de Adecap y presidente de honor de la Oficina Nacional de Caza, Juan Antonio Sarasketa.

En la alocución que dirigió a los presentes, Sarasketa reivindicó los derechos que asisten a cazadores y pescadores que “tienen una fidelidad total hacia esas aficiones” a pesar de “los ataques de Pacma, de Podemos y de Equo”, a quienes considera “la caterva de neofascistas verdes”. Tras apuntar que “en el nuevo Gobierno hay una ministra y un ministro que son reconocidos radicales animalistas”, Sarasketa recordó las prohibiciones de la caza de la tórtola o del silvestrismo que suponen un nuevo recorte para quienes practican esas modalidades.

En el transcurso de la jornada, el presidente de la asociación organizadora de la cita vio reconocida una vez más su incesante labor en defensa de la caza y de los cazadores, en esta ocasión con el homenaje que le brindó al Asociación Española de Rehaleros, que Sarasketa recibió con agrado.

Unidos y alerta A pesar del gran ambiente festivo que rodeó la XXVI edición, el vicepresidente de la Federación Alavesa de Caza, Ismael Carro, criticó el relajo de algunos de los miles de asistentes que se acercaron hasta Zumeltza “porque piensan que la caza no se puede cerrar, pero están muy equivocados”. Carro, al igual que el presidente de Adecap, alertó de que “es el momento de estar juntos, alerta y despiertos, porque es necesario luchar por mantener nuestra afición. Si la caza llega a prohibirse, será algo que no tiene vuelta atrás y eso no lo podemos permitir”.

Además de asegurar que la presente edición “ha sido la mejor de cuantas se han celebrado en cuanto a organización y representación, debido a que el mercado se ha estabilizado”, el armero Iñigo Sarasketa destaca la gran presencia en Zumeltza de marcas relacionadas con la caza y la pesca. “Ver reunidas en un mismo espacio a firmas como Chiruca, Skyway, Hart, Evia, Borchers, Remington, Mannlincher, Bushnell, Beretta, Benelli, Sako, Pikka, Swarovski y un sinfín de marcas es algo que es difícil de ver en otro tipo de eventos”.

El responsable de la Armería Sarasketa apunta también que “el éxito de la muestra que se desarrolló a lo largo de la mañana del domingo se pudo comprobar de inmediato en las ventas de los establecimientos del sector”.

Una de las firmas que no faltó a la cita y que se mantiene fiel desde la primera edición fue Beretta. Si en ediciones anteriores realizaron “exhibiciones de tiro o diferentes demostraciones, en esta ocasión optamos por un benéfico Juego de la Ruleta, en el que los participantes podían realizar una apuesta mínima de un euro para obtener diferentes premios como gorras, camisetas o bolsas”, señala Natalia López, directora de Marketing de BBI.

Además optaban al sorteo de una Beretta Pasión, valorada en 1.400 euros, lo que permitió “recaudar un total de 640 euros que se destinaron en su integridad a la Fundación contra el Cáncer de Beretta”, apuntó López.

Relevo generacional Las presencia de jóvenes que secundaron la cita desarrollada con el lema de Porque fueron, somos. Porque somos, serán, en clara alusión a la reivindicación de un relevo generacional, tuvo una gran respuesta por parte de futuros aficionados y aficionadas. El presidente de Adecap Gazteak, Gorka Valdés, reconoce que la ginkana organizada para menores de 14 años tuvo “una excelente acogida y hemos repartido alrededor de un centenar de diplomas entre los participantes”. Destaca además “las bonitas respuestas que dieron a la pregunta de ¿Por qué quieres ser cazador o pescador?”.

Valdés apunta que una de las reivindicaciones que planeó durante la cita de Dima fue la de solicitar el fin de la prohibición existente en estos momentos que impide que los menores de 14 años puedan acompañar a un cazador adulto mientras practica esa actividad.

Su valoración también es compartida por Ander Causo, de Field Target Euskadi, que se muestra muy satisfecho de la aceptación que tuvieron las dos modalidades que estuvieron presentes. “Alrededor de 200 niños y niñas, además de padres y madres, se acercaron para realizar chandas de cinco o seis disparos con las carabinas de PCP y de muelle que nos ha proporcionado la firma Cometa”, reconoce.

La cita de Dima también contó con la presencia de Pedro Luis López, presidente de Jóvenes por la Caza, que se muestra satisfecho por la unidad de los aficionados y por el carácter reivindicativo de la jornada. Aunque el gentío reunido supone “un chute de energía para recargar las pilas”, señala a renglón seguido que “con el cambio de gobierno se generan nuevas dudas e incertidumbre porque no sabemos lo que va a ocurrir en el futuro inmediato”.