ELA achaca a “los recortes” la falta de espacio escolar en Urbieta

Un hombre fotografía la concentración de protesta del pasado martes junto a las escuelas de Urbieta.

El sindicato opina que las oficinas de los representantes de la Función Pública no deben estar en “el extrarradio”

C. Alonso J. Colmenero - Jueves, 21 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - El sindicato ELA, que junto a LAB y CCOO ocupa un espacio en las escuelas de Urbieta, manifestó ayer a este diario que es el Gobierno Vasco el que debe hacer frente a la situación originada en el edificio: el centro escolar y la haurreskola ubicadas en el inmueble solicitan el espacio que ocupan los representantes sindicales (130 metros cuadrados) para mejorar la atención a los 270 escolares de Educación Infantil y 53 de la haurreskola que asisten al edificio.

La dirección y familias del colegio se manifestaron ayer y anteayer para reclamar que el espacio en el que se asientan los sindicatos de la Función Pública sea liberado y, de ese modo, puedan crearse dos aulas en el lugar, lo que permitiría derribar las prefabricadas levantadas en el patio a fin de que haya más espacio para que los niños jueguen.

Para ELA, es el Gobierno Vasco el que debe encontrar una solución a esta situación que, a su juicio, está motivada por “la política de recortes económicos y de recursos”. El representante de Gizalan, Xabier Udabe, cree que el traslado de los sindicatos a otra ubicación debe tener las “garantías legales necesarias”. Asimismo, criticó la propuesta de un local ofrecido en el pasado en Amara, en la antigua Escuela de Comercio, porque “no cumplía las mínimas condiciones, tenía humedades y era inadecuado”. También descartó otras localizaciones, como las sugeridas en Intxaurrondo, porque, a su juicio, los representantes sindicales de distintos organismos como Zuzenean (ubicada en la calle Andia), Sanidad, Puertos etc... de Gipuzkoa “no deben estar en el extrarradio”.

El representante de ELA aseguró que nadie se ha dirigido a ellos para abordar la situación y subrayó que si el centro escolar necesita más espacio, el problema no puede ser de los sindicatos, sino del Departamento de Educación del Gobierno Vasco, que “tiene que tomar cartas en el asunto”.

Las tesis de ELA no son compartidas por la dirección del centro escolar, que remitió la pasada semana una carta a los tres sindicatos en la que les dice que se sienten “engañados”. “Vemos que no tenéis intención de cumplir la palabra dada y el camino que hemos emprendido no nos lleva a una solución”, señala la misiva, que añade: “Si seguís obstaculizando una solución, a principio del próximo curso tomaremos otras medidas”.

excusa y fraude La carta, firmada por el equipo de dirección de Amara Berri, recuerda que el consejo escolar del centro remitió a los sindicatos un escrito en 2015 para volver a iniciar las gestiones a fin de recuperar el espacio escolar, que había sido cedido por el Gobierno Vasco a los sindicatos. “Tuvimos una reunión con vuestros representantes y nos dijeron que entendían la necesidad de la escuela y estaban listos para moverse a otro lugar en condiciones dignas”. La delegación de Educación, según la carta, hizo gestiones con Lakua. “Estos días -añade- nos hemos enterado de que habéis rechazado el lugar que se os ha ofrecido. Nos parece una excusa y un fraude. ¿El espacio en el que estáis ahora cumple las condiciones que pedís?”, plantean.

Secciones