Stop Desahucios ha logrado 32 carencias de hipotecas en dos años

La plataforma Stop Desahucios con personas que han logrado la carencia.

Los acuerdos permiten a los afectados abonar cuotas reducidas, una medida contemplada en la ley

Jueves, 21 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - Stop Desahucios ha firmado en los dos últimos años en Gipuzkoa 32 carencias que permiten el pago de cuotas hipotecarias reducidas, un derecho contemplado por ley del que, según denunció ayer la plataforma social, las entidades bancarias no informan a sus clientes y obstaculizan su puesta en marcha.

Representantes de la plataforma, arropados por concejales y junteros del PNV, PSE, EH Bildu, Podemos e Irabazi, se concentraron en el Boulevard donostiarra, donde ofrecieron su testimonio ocho personas que han conseguido la carencia o la están tramitando tras pasar por situaciones difíciles.

Stop Desahucios ha atendido en los dos últimos años a más de 100 familias en territorio guipuzcoano y ha firmado más de trece daciones en pago con alquiler social, según informó la entidad.

Además, 16 demandas de ejecución hipotecaria están en suspenso tras la anulación por parte del Tribunal Superior de Justicia de Luxemburgo de la cláusula de vencimiento anticipado, que posibilita dicha ejecución hipotecaria ante el impago de una parte de la deuda.

Para conseguir estos “logros”, Stop Desahucios señaló que ha contado con el apoyo institucional de los ayuntamientos de Donostia, Hernani y Errenteria, así como de las Juntas Generales que, a través de diversas resoluciones, han instado a las entidades financieras a aplicar las medidas y han “intermediado ante ellas cuando han obstaculizado su tramitación”.

Obligación de los bancos Muchas de las personas afectadas estaban en paro o eran receptoras de ayudas sociales como consecuencia de la crisis por lo que no pudieron hacer frente a los pagos, indicó la portavoz de Stop Desahucios Gipuzkoa, Rosa García, quien recordó a los ciudadanos que el ofrecimiento de la carencia es “una obligación de los bancos”.

Asimismo, animó a las personas que atraviesan dificultades de pago de hipoteca que “tienen el derecho de pedir la carencia” y les recomendó que no esperen a la carta del banco, sino que se anticipen y acudan a Stop Desahucios para tramitar las medidas.

Entre los afectados que relataron su experiencia estuvo Jaime, un donostiarra exautónomo que ha sido perceptor de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) y de la Ayuda de Emergencia Social (AES) para hacer frente al pago de una cuota de 750 euros por su hipoteca de Kutxabank.

Jaime, que consiguió la carencia que le permitirá pagar durante los próximos cinco años una cuota de 16 euros mensuales, consideró que fue víctima de una “estafa” porque no fue informado por su banco de la posibilidad legal de acogerse a esta figura “y mientras tanto seguía generando deuda”.

Según su relato, la entidad bancaria le aconsejó que pusiera su piso en venta pero optó por acudir a Stop Desahucios, que le asesoró para iniciar la tramitación de la carencia que le ha permitido retomar su vida . - Efe

Secciones