familia de villabona

A disposición judicial el conductor que mató a un matrimonio de ciclistas

EFE - Viernes, 29 de Junio de 2018 - Actualizado a las 12:49h.

León. El conductor que ayer mató a un matrimonio de ciclistas guipuzcoanos y dejó herido a su hijo, de 12 años, ha sido puesto esta mañana a disposición judicial en Sahagún de Campos (León) después de dar positivo en alcoholemia tras ser detenido, han informado a Efe fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

El accidente se produjo a las 10.54 horas, en el punto kilométrico 296 de la N-601, en la pedanía de Matallana de Valmadrigal, perteneciente al municipio de Santa Cristina de Valmadrigal, al suroeste de la provincia de León.

Varios testigos presenciales del accidente fueron los que llamaron a la Guardia Civil e informaron de lo ocurrido, además de facilitar el modelo y matrícula del turismo, lo que facilitó la detención del conductor pocos minutos después.

El conductor, con un turismo marca Audi de color negro, dio un resultado de 1,16 miligramos de alcohol por litro en aire espirado, cinco veces más de lo permitido, en el control al que fue sometido ayer tras su detención, a unos quince kilómetros del lugar del siniestro, y circulaba sin seguro, según confirmaron a Efe fuentes de la investigación.

Se dirigía a Valladolid, donde trabaja en la planta de Renault, y no era conocido en el municipio donde ocurrió el accidente, mientras que el matrimonio fallecido y su hijo, una familia guipuzcoana residente en Villabona, se encontraban haciendo el Camino de Santiago en bicicleta.

El personal sanitario trasladado al lugar del siniestro sólo pudo confirmar el fallecimiento del matrimonio y atendió y trasladó al menor de 12 años en ambulancia de soporte vital básico al Complejo Asistencial de León.

El menor, que no presentaba heridas de consideración, fue dado de alta ayer sobre las 22.00 horas y trasladado por varios familiares a su localidad de residencia, según han informado hoy fuentes de la Junta de Castilla y León.

El alcalde de Santa Cristina de Valmadrigal, Ceferino Revilla, explicó que la familia fue arrollada en un tramo de la N-601 recto y con buena visibilidad, por lo que la única explicación posible es el estado de ebriedad del conductor.

Además, ha señalado que los investigadores trabajan con la hipótesis de que el menor iba unos metros delante de sus padres circulando por el arcén, y eso fue lo que, a la postre, le salvó la vida, ya que recibió con mucha menos virulencia el impacto del vehículo que sus progenitores.

El matrimonio de ciclistas fallecido residía en Villabona, y su alcaldesa, Maite Izagirre, lamentó la muerte de sus convecinos, que ha descrito como unas personas muy "activas y participativas" en esta localidad.