93 días y 15 horas

El verano nos dejará dos eclipses parciales de sol (solo uno visible aquí) y uno total de luna;además, será un año perfecto para disfrutar de las ‘lágrimas de san lorenzo’

Jueves, 21 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

El verano, oficialmente, entrará hoy a las 12.07 horas. La esperada estación durará 93 días y 15 horas y finalizará el 23 de septiembre dando paso al otoño, según los cálculos del Observatorio Astronómico Nacional (OAN), del Instituto Geográfico Nacional, que depende del Ministerio de Fomento.

Con la llegada de la nueva estación, también llegarán los días con más horas de luz solar. Así, hoy, día del solsticio, será el de mayor duración de todo el año. Por ejemplo, en Donostia disfrutaremos de 15 horas y 24 minutos de luz, ya que el Sol saldrá a las 6.28 horas y se pondrá a las 21.52 horas.

Sin embargo, el día más largo del año no coincide con la jornada en la que el Sol sale más pronto y se pone más tarde. En este año, el día en que el Sol salió más pronto fue el 14 de junio, mientras que el día en que se pondrá más tarde será el próximo miércoles 27 de junio.

También por estas fechas se da el máximo alejamiento anual (afelio) entre la Tierra y el Sol. En 2018, este fenómeno tendrá lugar el 6 de julio, siendo la distancia de algo más de 152 millones de kilómetros, unos cinco millones más que a principios de enero, cuando la distancia al Sol alcanzó su mínimo anual.

Según informa el OAN, durante el verano se producirán tres eclipses: dos parciales de Sol el 13 de julio y el 11 de agosto, y otro total de Luna el 27 de julio.

El eclipse parcial de Sol del 13 de julio será visible en el sur de Australia y en la costa antártica. Después vendrá un eclipse total de Luna el 27 de julio, que será visible en Sudamérica, Europa, África, Asia y Oceanía, y que podrá verse también desde el Estado. El 11 de agosto se producirá un eclipse parcial de Sol, que será visible en el norte de Europa y el noreste de Asia.

Perfecto para las ‘Perseidas’

Durante todo el verano, Venus y Júpiter serán visibles al atardecer, mientras que Marte comenzará la estación siendo visible al amanecer, y a finales de julio será visible toda la noche, pasando a verse al atardecer al comienzo del mes de agosto. Saturno será visible durante toda la noche al principio del verano, pasando a ser visible al atardecer en el mes de julio.

En cuanto a las fases de la Luna, la primera luna llena del verano se dará el próximo 28 de junio, siendo las dos siguientes el 27 de julio y el 26 de agosto. La lunas nuevas del verano ocurrirán el 13 de julio, el 11 de agosto, y el 9 de setiembre.

También en verano se producen las lluvias de meteoros más intensas. Por un lado, las delta Acuáridas, que alcanzan su máximo ritmo alrededor del 30 de julio, y segundo, las populares Perseidas, que alcanzan su máximo alrededor del 12 de agosto, casi coincidiendo con la luna nueva, lo que garantizará un cielo oscuro durante toda la noche y, por tanto, que este año sea excelente para observarlas.

Del 21 de junio al 23 de septiembre se podrán ver determinadas constelaciones. Alrededor de la estrella Polar se verán a lo largo de la noche Casiopea, Cefeo, el Cisne, el Dragón y las dos Osas. De Este a Oeste se podrán apreciar Pegaso, el Águila, la Coronal Boreal y la Cabellera de Berenice, mientras que cerca del horizonte se verán a lo largo de la noche algunas de las constelaciones zodiacales, de Virgo a Acuario, cerca del amanecer. - N.G./E. Press