Lakua llevará a las aulas la memoria reciente de la violencia

El Gobierno Vasco presenta hoy una iniciativa educativa que afectará a la asignatura de Historia para los alumnos de Bachiller

Jueves, 21 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Donostia - El Gobierno Vasco pondrá en marcha una nueva iniciativa en las aulas de los centros escolares relacionada con la violencia de ETA y de otras organizaciones durante el último medio siglo en Euskadi. Este módulo afectará a la asignatura de Historia y estará dirigida a los alumnos de los últimos tramos de la ESO y de primero de Bachillerato.

La iniciativa educativa se denominará Herenegun y será presentada hoy por la mañana en la sede de Lehendakaritza en Gasteiz por la consejera de Educación, Cristina Uriarte, el secretario general de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación, Jonan Fernández, la directora del Instituto vasco de la Memoria (Gogora), Aintzane Ezenarro y la viceconsejera de Educación, Maite Alonso.

Los contenidos que se trabajarán en esta iniciativa están relacionados con la memoria reciente de Euskadi que, en general, ocupan un espacio limitado en la materia de Historia que se estudia en las aulas, más centradas en el pasado más remoto.

Esta iniciativa ya estaba prevista en los programas de paz y convivencia elaborados por el Gobierno Vasco durante las anteriores legislaturas y convivirá con el Adi-adian, actualmente vigente en los centros escolares. En los últimos años miles de alumnos de 4º de la ESO y Bachillerato han participado en esta iniciativa de testimonios de víctimas en las aulas.

Familiares directos de víctimas asesinadas por ETA, los Comandos Autónomos Anticapitalistas (CAA), el GAL o por abusos policiales han ofrecido su experiencia, en un programa que el Gobierno Vasco considera que ha calado bien en la comunidad educativa y también entre las propias víctimas.

La víctima acude al centro a ofrecer su testimonio y, posteriormente, cada profesor decide si realizan un trabajo o actividad posterior. Acerca de su valoración sobre esta iniciativa los afectados directos o indirectos han destacado la organización del programa, sus principios éticos claros y explícitos y, sobre todo, el espacio seguro y discreto que se ha generado para desarrollarlo con tranquilidad y el sentirse arropados y acompañados.

En líneas generales, los alumnos destacan el impacto que les produce escuchar el enorme sufrimiento que han padecido las víctimas mientras que el profesorado subraya, sobre todo, que el módulo sirve para trabajar la empatía hacia las víctimas y el compromiso con los derechos humanos.

Los objetivos de este programa son promover una experiencia que permita ver la injusticia que produce la violencia, desarrollar la capacidad de empatía con quienes sufren y padecen injusticias, conocer el contenido de los derechos humanos y aprender a convivir mejor. - H.Unzueta

Secciones