Reimaginando objetos tradicionales vascos

IVÁN ANGULO E IKER | LORENZO, vencedores de la segunda edición del concurso hau con su diseño de una kutxa

Un reportaje de H. Fernández. Fotografía Ruben Plaza - Jueves, 21 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Tradición y contemporaneidad unidas. Es lo que consigue el certamen Hau, un concurso destinado a rediseñar objetos clásicos presentes en la cultura vasca, organizado por la agencia Bitamine Faktoria, con la colaboración del Museo San Telmo, Aranzadi, Mondragon Unibertsitatea y el estudio Ramírez i Carrillo.

El objeto que había que rediseñar en esta segunda edición ha sido la kutxa, es decir, el arcón vasco. El proyecto K-UTXA, de Iván Angulo e Iker Lorenzo, ha resultado ganador de este concurso, que pretende contribuir a la “investigación y a la eventual recuperación de usos y costumbres tradicionales” y también promover la “adaptación, renovación y reinterpretación de objetos tradicionales desde el punto de vista del diseño contemporáneo”.

El jurado del certamen -compuesto por el diseñador Jaume Ramírez;el etnógrafo Fermín Leizaola;la profesora e investigadora de MU Elisabeth Urrutia;la responsable de actividades y proyectos de San Telmo, Agurtzane Garai;y el equipo de Bitamine Faktoria- ha considerado que el proyecto de Angulo y Lorenzo “destaca por su adaptación al público infantil, manteniendo la fidelidad al objeto original, lo que aumenta sus posibilidades de introducción al mercado”. Además, a juicio del tribunal, el diseño y finalidad de K-UTXA “conectan de manera singular con los usos y costumbres de la sociedad actual”.

Lorenzo y Angulo han recibido un premio en metálico de 600 euros y además disfrutarán de una estancia de prácticas en el estudio de diseño Ramírez i Carrillo, ubicado en Barcelona.

Además, la obra ganadora se expondrá en San Telmo, junto con una selección de otros siete trabajos que, a juicio del jurado, son “destacables”. Se mostrarán con dos kutxas de la colección del museo, una de ellas no expuesta con anterioridad.

El interés de los organizadores del concurso en los arcones se justifica en que es un elemento que se ha utilizado tradicionalmente en todos los territorios vascos, como contenedor de diversos alimentos -como el grano, la sal o el pan- u otros objetos -joyas, dinero, documentos, reliquias o ropa-.

El museo San Telmo cuenta con 67 piezas de este tipo, de las cuales se exponen cuatro, que son “un ejemplo de la variedad de kutxas de nuestro entorno, en cuanto a su forma, cronología y motivos decorativos”.