Euskadi refuerza con la apertura de la oficina de Milán su presencia en Italia

La consejera Arantxa Tapia destaca una economía que compra 1.100 millones de euros anuales de productos vascos

XABIER AJA, enviado especial - Miércoles, 20 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

MILÁN - El mercado italiano, un país de 60 millones de habitantes que recibe productos y servicios vascos por importe de 1.100 millones de euros anuales, es considerado interesante por el Gobierno Vasco, que ha decidido abrir a través de la Agencia Vasca de Internacionalización-Basque Trade &Investment (BTIn) una nueva oficina comercial en la ciudad de Milán, en Lombardía, con el fin de apoyar a las empresas vascas interesadas en el mercado transalpino, así como dar a conocer la marca Basque Country.

Según señaló la consejera de Desarrollo Económico del Gobierno Vasco, Arantxa Tapia, en el acto de inauguración de esta oficina de representación, la decisión de instalarse en Milán “se ha adoptado tras un análisis del mercado global y determinar cuáles son los países más interesantes para la economía vasca”.

E Italia, la décima potencia económica mundial, es atractiva por varias razones. En primer lugar, es el cuarto-quinto destino comercial de las exportaciones vascas pero, aunque Euskadi ha batido su récord histórico de ventas en los mercados exteriores, los 1.100 millones exportados en 2017 todavía están lejos de los 1.400 millones de euros previos a la crisis de 2008.

La consejera Tapia intervino en presencia, entre otros, del equivalente al ministro de Desarrollo Económico de Lombardía, Alessandro Mattinzoni, y del máximo responsable de Promos, la Cámara de Comercio de Milán, Federico Vega. También asistieron representantes de empresas vascas en Italia, desde Sidenor a Fagor pasando por Danobat, entre otras, así como otros integrantes de la delegación vasca como el viceconsejero de Industria, Javier Zarraonandia y la directora de la Agencia de Internacionalización, Ainhoa Ondarzabal. En su presencia, la consejera desgranó las razones de la elección de Milán como sede la oficina comercial para Italia.

Según Tapia, “Europa es el destino prioritario de las exportaciones vascas en el mundo y, dentro del continente europeo, el mercado italiano es junto a los de Alemania, Francia, y Reino Unido, uno de los prioritarios”. Además, según la consejera, la elección de Milán, en el norte del país, es la más lógica por las similitudes entre los tejidos industriales de ambos territorios, y ello podría dar la oportunidad a desarrollar sinergias en mutuo beneficio en sectores como la fabricación avanzada, la aeronáutica, la biotecnología, la energía o la robótica, que coinciden con los considerados estratégicos en la política industrial vasca.

La representante del Gobierno Vasco destacó, además, que Lombardía está realizando una apuesta muy decidida por la Industria 4.0, con la que “nos sentimos especialmente identificados”.

una “mano tendida” La consejera afirmó que “nos presentamos con la mano tendida en una región como Lombardía que es una referencia para nosotros”. Hizo referencia a la posibilidad de colaborar en la formación ya que la nueva Industria 4.0 precisa personal muy cualificado para poder aprovechar todo su potencial, y “por ello nos vamos a reunir con responsables del Politécnico de Milán” de cara a explorar vías de colaboración.

La consejera Tapia destacó que ambas regiones tienen posibilidades de desarrollarse de forma conjunta en base a tres pilares fundamentales: internacionalización, innovación y excelencia.

La máxima responsable de Desarrollo Económico del Gobierno Vasco aprovechó la presencia de notables interlocutores italianos de la administración y de empresas ligadas a Euskadi para defender la estabilidad política e institucional del País Vasco. Por ello transmitió su confianza en que el territorio vasco es una buena plataforma para inversores italianos que quieran desarrollar negocios en el País Vasco y en el Estado.

Según resaltó, en unos tiempos convulsos en relación con la Unión Europea y en la que España e Italia están envueltos en cambios de Gobierno, en Euskadi “hemos sido, somos y seguiremos siendo un país donde implantamos políticas que favorezcan la estabilidad”. Tras resaltar la singularidad vasca, con un “sistema de autogobierno que nos hace diferentes”, la consejera afirmó dirigiéndose a la representación empresarial vasca presente que “las empresas vascas sois nuestras mejores embajadoras”.

La oficina, que dirige la donostiarra Ainara Isasa, una profesional que lleva ocho años en Italia en labores de asesoramiento a compañías, tiene como principal objetivo ayudar a las empresas vascas, en especial a las pymes de menos tamaño, a posicionarse en un mercado del tamaño del italiano y en el que además existen empresas industriales punteras en tecnología y diseño que compiten en medio mundo bajo el Made in Italy.

En la actualidad hay cerca de 40 empresas vascas ya implantadas en territorio italiano y ello abre nuevas oportunidades de negocio de cara al futuro, tanto para ellas como para sus proveedores, de ahí la importancia de la nueva oficina comercial vasca, que hace la número 17 en el exterior.

Un estudio de la SPRI, en el que analiza el interés para Euskadi de medio centenar de países, muestra que Italia ocupaba el puesto número 9 y, al ser un mercado cercano, es un territorio de especial interés como destino de las exportaciones vascas y penetración comercial o implantaciones futuras, así como de posible origen de nuevas inversiones.