Osakidetza abre en Gipuzkoa el cribado del cáncer de cérvix

Las pruebas se iniciarán el día 28 de junio en Debabarrena tras haber citado ya a las primeras mujeres de entre 25 y 29 años y se extenderán el próximo año a todo Euskadi

Asier Carnero - Martes, 19 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - El lehendakari Iñigo Urkullu confirmó ayer que el programa piloto de cribado poblacional de cáncer de cérvix “se extenderá a toda Euskadi en 2019”. El programa piloto se inicia en la OSI Debarrena, con las primeras cartas enviadas a mujeres de entre 25 y 29 años de esta comarca guipuzcoana, y en el último trimestre de este año se extenderá también en la OSI Araba.

El programa sirve para aumentar la detención temprana de este tipo de cáncer y así mejorar las posibilidades de sobrevivir al mismo. Urkullu destacó la “importancia de la detección precoz para seguir aumentando la supervivencia al cáncer en Euskadi”. A partir de ahora el cribado de cérvix será un proceso organizado e integrado en el Servicio Vasco de Salud, y permitirá llegar a la totalidad de la población diana, las mujeres de entre 25 y 65 años de los tres territorios históricos.

Este verano el programa de cribado de cáncer de cérvix solo estará disponible en la territorio histórico de Gipuzkoa, aunque el lehendakari aseguró que “en el último trimestre de 2018 se extenderá también a Araba y la implantación del cribado poblacional a lo largo de 2019 se irá ampliando por franjas de edad y a todo Euskadi”.

Iñigo Urkullu aseguró que el programa estará “completamente implantado para el año 2023, en los tres territorios, invitando a participar a todas las mujeres entre 25 y 65 años”. El cribado de cáncer de cuello de útero se suma a los dos programas de detección precoz que lleva a cabo Osakidetza con altas tasas de participación, como son el de cribado de cáncer colorrectal y el de cáncer de mama.

Plan oncológico de 2018 El lehendakari afirmó que se han logrado “aumentar los niveles de supervivencia al cáncer” en Euskadi, y recordó que, según el estudio Supervivencia del cáncer en Euskadi 2000-2012la tasa de supervivencia estandarizada se fija en cinco años después del diagnóstico en el 52% entre los hombres y el 60% entre las mujeres. Urkullu aseguró que la tasa de supervivencia en Euskadi en este aspecto es “superior a la media de la Unión Europea”. Aunque recordó que lo conseguido hasta ahora “no es suficiente” y que el problema del cáncer es una “prioridad” de su ejecutivo y que pronto presentaran el Plan Oncológico 2018, que, según palabras del lehendakari, “medidas a adoptar para seguir mejorando esas tasas de supervivencia y la calidad de vida de las personas.

Espera que el cribado de cáncer de cuello de útero contribuya a la sociedad como el cribado de cáncer de mama, el cual contribuyó “a disminuir la mortalidad y mejorar la calidad de vida de las mujeres afectadas”.

Por último, Urkullu aseguró que su ejecutivo no va “a bajar la guardia, ni a escatimar esfuerzos”. Según palabras del lehendakari “seguimos apostando por la detección precoz, garantizando el acceso en condiciones de igualdad y con una atención integrada y de calidad”. Además, animó a las todas las mujeres a que participen en el programa.

temporada de playas

El PROGRAMA

Inicio del cribado. La prueba piloto se iniciará el 28 de junio en la OSI Debabarrena y en el último trimestre de este año se extenderá también en el OSI Araba. Finalmente llegará a todo Euskadi en 2019.

Entre 25 y 65 años. El programa de cribado de cáncer de cérvix esta especialmente diseñado para mujeres, más concretamente, para mujeres de entre 25 y 65 años.

Prueba. La prueba consiste en una única recogida de muestra que se deposita en un medio líquido para, a continuación, analizar en laboratorio tanto las células (citología) como la posible presencia de virus de VPH de alto riesgo.

Actualidad. Se viene realizando en Euskadi cuando la paciente acude a la consulta para realizarle la prueba y se calcula que el 16% de mujeres de entre 50 y 64 años no se ha hecho nunca la citada prueba.