en octubre y noviembre

Convocan 6 huelgas en el inicio del curso en la enseñanza concertada vasca

Los sindicatos ELA, Steilas, CCOO, LAB y UGT han anunciado hoy la convocatoria de seis jornadas de huelga entre los próximos meses de octubre y noviembre en los colegios vascos de iniciativa social, que representan el 70% de la enseñanza privada concertada en Euskadi.

EFE - Martes, 19 de Junio de 2018 - Actualizado a las 13:13h.

BILBAO. Tras los tres días de huelga y numerosas movilizaciones llevadas a cabo este año sin que se hayan producido avances en las negociaciones con las patronales del sector Kristau Eskola y AICE-IZEI, las centrales han anunciado una intensificación de las protestas el próximo curso con la convocatoria de huelgas para los días 9 y 10 de octubre y 27, 28, 29 y 30 de noviembre.

"El inmovilismo" de las patronales "no nos deja otro camino", han señalado hoy en conferencia de prensa en Bilbao representantes de las organizaciones convocantes.

El llamamiento afectará a unos 9.000 docentes y a los aproximadamente 120.000 alumnos que cursan sus estudios en los centros concertados de iniciativa social de Euskadi.

Entre otras movilizaciones, los sindicatos también han promovido en los centros una campaña de "no colaboración" en las tareas de carácter voluntario mientras no haya "una auténtica negociación".

Los representantes sindicales han recordado que los trabajadores del sector tienen sin renovar su convenio desde 2009 y han denunciado que acumulan una pérdida del poder adquisitivo superior al 10 %, además de soportar "insostenibles" cargas de trabajo.

El miembro de Steilas Sabin Arrizabalaga ha explicado que desde noviembre pasado, cuando los sindicatos se levantaron de la mesa de negociación, no hay habido contactos entre las partes y "no se vislumbra en un futuro próximo una reunión sobre el convenio".

Los sindicatos reclaman una recuperación del poder adquisitivo para los trabajadores, la equiparación salarial entre el profesorado de la ESO -con diferentes salarios según el ciclo- y un acuerdo para el mantenimiento del empleo y la recolocación del personal afectado por el previsible cierre de aulas por el descenso de la natalidad.

También demandan una mejora de las condiciones laborales para los colectivos en situación más precaria como los trabajadores de la franja infantil de 0-3 años y los especialistas de apoyo educativo, así como una reserva de horas para actividades complementarias no dedicadas directamente al alumno con el fin de preparar de clases y hacer seguimiento de los estudiantes, entre otras reivindicaciones.

Los sindicatos también han denunciado que durante los tres días de huelga llevados a cabo este curso -los días 20 de marzo y 15 y 16 de mayo-, hubo "irregularidades" en distintos centros "con el fin de dejar sin efecto la huelga" como sustituciones ilegales de trabajadores huelguistas o descuentos "desproporcionados" a gente que secundó los llamamientos. Algunas de estas actuaciones han sido denunciadas ante la Inspección de Trabajo.

La representante de ELA Miren Zubizarreta ha señalado también "la responsabilidad" del Gobierno Vasco hacia un sector ante el que "intenta echar balones fuera". 

Según ha afirmado, "este sector es como una subcontrata barata del Gobierno vasco" y el Ejecutivo en un momento dado "se tendrá que implicar" en el conflicto si es necesario.