El fin del peaje en la AP-1 permitirá ahorrar 10 euros en Armiñon

A partir de diciembre, Fomento liberará de pago el tramo de autopista entre la localidad alavesa y Burgos

Martes, 19 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Burgos - La decisión del Ministerio de Fomento de eliminar los peajes de las autopistas cuyas concesiones vencen ahora, como el de la AP-1 entre Burgos y la localidad alavesa de Armiñón permitirá que a partir del 1 de diciembre los vascos se ahorren un total de 10 euros.

Hoy en día los turismos que llegan hasta Burgos pagan un total de 21,75 euros tras haber cogido la AP-68 hasta la localidad alavesa de Armiñón y, a partir de este punto, la AP- 1. Pero a partir de diciembre, la liberalización del tramo entre Armiñón y Burgos permitirá que, previsiblemente, paguen solo los 11,75 euros que cuesta llegar hasta el intercambiador alavés, ahorrándose así 10 euros.

“Hemos decidido que se libere de peaje”, anunció el titular de esta cartera, José Luis Ábalos, en una entrevista en El País, según el cual esta decisión afecta directamente además de al citado tramo alavés, a la AP-7 entre Alicante y Tarragona y a la AP-4 entre Sevilla y Cádiz, cuyas concesiones vencen en 2018 y 2019 y cuentan con 468 kilómetros en total.

Con este anuncio se cumple con una demanda que todos los grupos políticos apoyaron en las Juntas Generales de Araba el pasado año, con la aprobación de una moción en la que instaban al Gobierno español a no renovar la concesión del peaje de esa autopista, para que fuese “pública y gratuita” al acabar el periodo de la actual concesión, en noviembre de este año.

Tras conboicer esta decisión, el diputado foral de Infraestructuras Viarias y Movilidad de Alava, Josu López Ubierna, anunció que desde la Diputación Foral de Araba se solicitará una reunión con el Ministerio de Fomento para conocer en concreto cómo se hará la reversión y la transferencia del tramo alavés de la AP-1 tras la eliminación del peaje de esta autopista.

Asimismo, López Ubierna también trasladará la necesidad de “estudiar” la conexión entre la N-1 y la A-1, a la altura de Arasaur, “porque favorece, en esa zona de confluencia de la N-1, A-1 y AP-68, la actividad logística de Araba y de Burgos”. En este sentido, explicó que el resto de la N-1, entre Madrid e Irún, es una autovía sin peaje. - Efe/Europa Press