sindicato mayoritario de la Ertzaintza

ErNE pide impedir el homenaje al asesino de Buesa y su escolta Jorge Díez

El sindicato mayoritario de la Ertzaintza, ErNE, ha pedido al Departamento de Seguridad y a la Fiscalía que impidan "el insulto y la ilegalidad que representan" el homenaje previsto en las fiestas de Judimendi de Gasteiz al etarra Diego Ugarte López de Arcaute, asesino del socialista Fernando Buesa y de su escolta, el ertzaina Jorge Díez.

EFE - Martes, 19 de Junio de 2018 - Actualizado a las 11:34h.

GASTEIZ.  La Fundación Fernando Buesa ya denunció ayer que en este barrio se habían colocado pancartas y fotos de presos de ETA y pidió al Ayuntamiento que las retirara -algo que se hizo en cuanto los servicios de limpieza detectaron las imágenes- y a la Delegación del Gobierno en Euskadi que impidiera cualquier posible homenaje a los presos.

"No podemos mirar para otro lado ante hechos que enaltecen a terroristas y que humillan a las víctimas", ha dicho hoy ErNE en un comunicado en el que muestra su "perplejidad y repulsa" ante un hecho que "devuelve a épocas negras". 

Esta no es la primera ocasión en la que se colocan imágenes de reclusos de ETA en este barrio de Vitoria. De hecho el año pasado se izaron a 15 metros las fotografías de los presos de Xabier Aguirre Ibañez, Igor Uriarte López de Vicuña, Roberto Lebrero Panizo y del ya citado Diego Ugarte López de Arcaute.

En esta ocasión el programa de fiestas del barrio anuncia para este viernes por la tarde una "kalejira" (pasacalles) en apoyo de los presos de ETA y en la revista editada por la asociación de vecinos se incluye un artículo sobre tres de estos presos sin citar su pertenencia a ETA y en el que se destaca su "trayectoria llena de compromiso".

La publicación hace un repaso de las biografías de Aguirre Ibañez, Lebrero Panizo y Ugarte López de Arcaute -los tres crecieron en el barrio- y en ellas se afirma que su "compromiso" les "obligó a huir". Se citan después las fechas de sus detenciones y del tiempo que llevan prisión, aunque no se informa de por qué delitos fueron condenados. 

El artículo concluye con la frase en euskera "Ya es hora, presos a la calle".