López, a los mediterráneos

Roberto López celebra un gol en el derbi de esta temporada en Zubieta.

juvenil la nueva joya de zubieta, cuya cesión ha solicitado el real unión, disputará los juegos que acoge tarragona desde el viernes

Mikel Recalde - Martes, 19 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:04h.

donostia - Roberto López, la última gran joya de Zubieta, sigue derribando puertas. El mediapunta de la Real juvenil, que ha terminado la temporada con muchas apariciones en el equipo C, será el representante txuri-urdin en los Juegos del Mediterráneo que se disputarán en Tarragona desde viernes 22 de junio al 1 de julio. A la competición acudirá la selección española sub’18, que está encuadrada en el Grupo A. Debutará el mismo día 22 frente a Argelia, a las 13.00 horas, y completará la primera fase ante Bosnia-Herzegovina el día 24, a las 20.00 horas. En principio, los locales parten como favoritos para hacerse con la medalla de oro, ya que en su plantilla figuran varios de los integrantes del equipo que se proclamó subcampeón del mundo sub’17 el año pasado.

Roberto López se ha convertido en una de las grandes referencias de la cantera realista. Su evolución le ha convertido incluso en un futbolista seguido y pretendido por muchos clubes. Aparte de por equipos muy poderosos para intentar que se incorporen a sus viveros, el Real Unión ha preguntado a la Real por su cesión para la próxima temporada. La respuesta que se ha encontrado ha sido negativa por ahora, ya que en principio completará la pretemporada en el Sanse, sin descartarse incluso de que pudiera hacer alguna aparición en el primer equipo. Dependerá de los planteamientos de Asier Garitano. Cuando vaya a comenzar la temporada será cuando se tomen las últimas decisiones en forma de salidas y de ubicación de futbolistas en los diferentes equipos de Zubieta.

En las oficinas blanquiazules ha generado nerviosismo la talla de los pretendientes que han llamado a las puertas del maño, aunque su representante ya dejó claro a este periódico que López estaba encantado en la Real, que se sentía muy agradecido y que no había un sitio mejor para que siguiera creciendo.

Secciones