El abogado de 'La Manada' se muestra "optimista"y cree que "solo cabe"la puesta en libertad de los condenados

EUROPA PRESS - Lunes, 18 de Junio de 2018 - Actualizado a las 19:28h.

PAMPLONA. El abogado de cuatro de los cinco miembros de 'La Manada', Agustín Martínez Becerra, se ha mostrado "optimista" tras la vista ante la Audiencia de Navarra para estudiar la puesta en libertad de sus clientes y ha afirmado que "solamente cabe" que el tribunal acceda a esta petición.

Agustín Martínez Becerra ha afirmado, en declaraciones a los medios de comunicación a su salida del Palacio de Justicia de Pamplona, que "no queda ningún razonamiento" para justificar la situación de prisión provisional.

Así, sobre el riesgo de fuga que citaba el tribunal en un auto del 14 de julio de 2017, el abogado ha manifestado que "ha quedado perfectamente acreditado que obviamente la situación se ha modificado a una pena de 9 años de la que tendrían cumplidos dos, una parte importante".

En cuanto al riesgo de reiteración delictiva, Martínez Becerra ha señalado que "es algo absolutamente injustificable ni tan siquiera su planteamiento, porque no existe ningún criterio legal para pretender pensar que se pueda producir esa reiteración delictiva". Así, se ha referido al procedimiento abierto en Pozoblanco para señalar que "en ese asunto se llevan ya dos años y todavía no tenemos ni auto de procesamiento". "Es muy fácil hablar de una condena futura en un asunto que ni tan siquiera ha terminado su instrucción. No puede aplicarse con carácter tan restrictivo la prisión provisional", ha indicado.

El abogado ha añadido que él "siempre" suele ser optimista y "esta vez no va a ser menos". "Yo creo que solo cabe un auto en el cual se les ponga en libertad con la correspondiente fianza y con los correspondientes previsiones que establezca la delimitación de derechos que pueda fijar el tribunal", ha indicado, para señalar que podrían estar de acuerdo con una fianza de 6.000 euros, tal y como planteó en un voto particular del 14 de julio el juez discrepante con la mayoría de la sala.

El abogado ha confiado en que pueda conocerse la decisión en un plazo de 24 o 48 horas. En caso de que no se conceda la petición de puesta en libertad, Martínez Becerra ha señalado que presentará un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional y no ha descartado una posible solicitud para que los condenados sean trasladados a la cárcel de Sevilla. "La situación personal de ellos estará en función de lo que cada uno decida y es probable que se plantease el regreso a Sevilla, pero estamos convencidos de que el regreso a Sevilla va a ser por sus propios medios y no con protección policial", ha indicado.

"EXPECTACIÓN Y TENSIÓN" ENTRE LOS CONDENADOSAgustín Martínez Becerra ha explicado que los condenados, tres de ellos presencialmente y dos por videoconferencia, han seguido la vista celebrada en el Palacio de Justicia "con la correspondiente expectación de verse de nuevo ante el tribunal y de intentar seguir con atención los argumentos expuestos por cada una de las partes".

Según ha añadido, los condenados "están tensos, pendientes de una decisión que sin duda les puede cambiar la vida, porque la situación, de prorrogarse mucho más, es una pena anticipada que no cabe". "La pena anticipada no cabe en el Derecho español y por lo tanto habrá que estar a la resolución que en su día se dicte y que sea firme. En el momento que haya sentencia firme, si es absolutoria será la que sea y si es condenatoria habrá que enfrentarse a ella en su momento, pero no con carácter previo", ha asegurado.

El abogado ha señalado que, en la sesión de este lunes, "las acusaciones han sido sorprendentemente breves y concisas, y prácticamente se han limitado a la petición de la prórroga". "Nosotros hemos expuesto todos y cada uno de los argumentos que entendemos que existen para que la situación de prisión provisional no se prorrogue y se les ponga en libertad", ha asegurado.

CASO DE POZOBLANCORespecto a la posibilidad de que se practiquen nuevas diligencias sobre el caso de Pozoblanco, ha afirmado que no tiene "ni la más remota idea de lo que se le puede ocurrir solicitar en este caso a su señoría o a las partes". "Entendemos que tal y como está desarrollado el procedimiento es sorprendente que un asunto que se circunscribía única y exclusivamente a un vídeo y a unas declaraciones que están hechas desde hace dos años todavía se extienda en el tiempo hasta este nivel que lleva a una situación de inseguridad jurídica absolutamente injustificable", ha criticado.