Suecia - Corea del Sur, 1-0

Suecia gana con el VAR a Corea y hace temblar a Alemania

EUROPA PRESS - Lunes, 18 de Junio de 2018 - Actualizado a las 18:02h.

BARCELONA. La selección de Suecia ganó este lunes a Corea del Sur (1-0) en el Nizhny Novgorod Stadium gracias a un penalti transformado por Andreas Granqvist pitado gracias al VAR y que sitúa a los suecos colíderes junto a México, situando a la vigente campeona Alemania en jaque ya que deberá superar a los escandinavos en la próxima jornada si no quiere arriesgarse a quedar eliminada.

Fue mejor Suecia, dispuso de las ocasiones más claras y del control del partido frente a una Corea del Sur que defraudó. El penalti, que era claro y que no pitó en primera instancia el colegiado salvadoreño, sí lo vieron en la sala del VAR y el capitán sueco, con clase y poniéndola en la base del palo derecho de la portería coreana, logró tres puntos de oro.

Corea del Sur tuvo en el minuto 91, ya en el descuento, una clara ocasión para empatar pero el remate de cabeza de Hwang Hee-Chan, jugador del Salzburgo austriaco, se marchó fuera. Sin marca, se precipitó y no le dio bien a un balón que los aficionados coreanos presentes en la grada veían dentro.Pero más allá de esta ocasión, Suecia no tuvo que sufrir. Los escandinavos, que están en este Mundial tras dejar fuera en la repesca a una selección histórica como Italia, abren de la mejor manera el campeonato. Si salen vivos de su partido contra Alemania, a la que han puesto casi contra las cuerdas, se jugarían el pase a octavos contra México.

Pese a que Corea salió al terreno de juego con un 4-3-3 que prometía ser ofensivo, con dos jugadores de clase como Hwang Hee-Chan y sobre todo la estrella del Tottenham Heung-Min Son, se toparon con una Suecia muy bien organizada atrás y que salía con el balón hacia la meta de Cho Hyun-Woo, titular por sorpresa en el estreno de su país en este Mundial.

Las dos torres ofensivas del equipo de Jan Olof Andersson, Marcus Berg y Ola Toivonen, fueron una pesadilla para una Corea mucho más baja en estatura y débil físicamente a excepción de su punta de casi dos metros Kim Shin-Wook, que apenas entró en juego.

Por contra, Berg tuvo la primera ocasión clara del encuentro, en el minuto 21, obligando a Cho a lucirse para desviar su tiro desde el área pequeña. En lo que parecía un gol cantado, que Berg centrara su disparo ayudó algo al joven portero coreano que, no obstante, tiró de reflejos para mantener vivos a los suyos.

Suecia, disconforme con el 0-0 con el que se llegó al descanso, empezó fuerte la segunda parte por vía de uno de sus hombres clave, Emil Forsberg, pero el extremo izquierdo del RB Leipzig no pudo enviar a puerta su disparo roscado tras dejar sentado a su marcador, desde la frontal del área. Pero de nuevo fueron los cabezazos el mayor peligro sueco.

Sin embargo, antes del gol desde el punto fatídico de Granqvist, fue Corea del Sur quien mediante Ja-Cheol Koo tuvo en su cabeza, precisamente, el abrir el marcador, pero se marchó el balón fuera rozando el palo de Olsen. Luego llegó el definitivo 1-0 y pocas más ocasiones tuvo Corea, que intentó refrescar el equipo con tres cambios, entre ellos el de quien fuera canterano del FC Barcelona y origen de la sanción de la FIFA al club Lee Seun-Woo.