La ley de la txapela

Ezkurdia golpea de volea. (Borja Guerrero)

Pelota Ezkurdia y
Zabaleta, más trabajadores que brillantes, se imponen por los pelos en el frontón de arrúbal ante Altuna III-Merino II

Igor G. Vico Borja Guerrero - Lunes, 18 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - Joseba Ezkurdia y José Javier Zabaleta se vistieron de campeonato en el frontón azul de Arrúbal, en el estreno de la cancha, en su puesta de largo tras la inauguración oficial que se produjo el sábado. La localidad riojana se encontró con un partido industrial, más propio de las tardes heladas de los meses de invierno que de las fechas estivales, con el verano ya instalado en el calendario manista, pidiendo arte y ensayo, manufactura. Caliente el ensamblaje de un junio que se encuentra llamando a las puertas de San Fermín, los de Sakana expusieron la ley de la txapela del Parejas para acabar triunfando, en una gran escapada final, al campeón del Manomanista, Jokin Altuna, y David Merino.

El delantero de Amezketa, al que le brilla en el pecho el honor anual de portar el colorado, estuvo a las duras, porque la contienda fue de difícil digestión -614 pelotazos-, como lo estuvo a las maduras el viernes. Y es que, en su segundo envite del fin de semana, desnivelado el de Urrestilla de forma escandalosa en la mitad de tiempo con un 22-8 sobre Olaizola II-Zabaleta, el guipuzcoano estuvo soberbio en el trabajo, al igual que Merino II, trabajador a contrapelo y con algunos pelotazos estupendos a mitad de partido.

Aun así, la diferencia radicó en la forma de controlar la brújula. Ezkurdia y Zabaleta tiraron de hoja de ruta en un final espinoso, demostrando que su camino pasa por el músculo. Ante cualquier adversidad, siempre les quedará la pegada. Fue la respuesta las incertidumbres generadas con el 20-17, en el que se quedaron clavados los colorados. El epílogo fue el mejor tramo de los campeones, más entonados. Impusieron más cemento que artesanía en un envite que vivió ocho igualadas: 2-2, 3-3, 6-6. 13-13, 14-14, 16-16, 17-17 y 20-20.

Aun así, Altuna III y Merino II tuvieron controlado el luminoso durante casi todo el grueso del partido. Solamente tras el catorce iguales asomaron los azules por encima. Se escaparon ligeramente con dos jugadas de Ezkurdia, que se entonó tras un gancho veloz (13-11), el cerrojo de un inicio de estibador. Los de Sakana fueron 14-16 y 16-17.

Un pelotazo al txoko de Merino cambió la tendencia (17-17) y Jokin sacó veneno en un gancho y un saque-remate. Con el 20-17, Ezkurdia y Zabaleta dominaron a un trabajador Merino II y rompieron el partido con una tacada de cinco tantos.

El debut de Ruiz El telonero del festival de Arrúbal sirvió para que Pedro Ruiz se estrenara con Aspe, empresa a la que estará ligado los próximos dos cursos. El zaguero de San Asensio perdió en su debut junto a Julen Retegi por 7-22 ante Darío-Martija, pero demostró que tiene cualidades para estar dentro de la plantilla eibarresa. “Quizás me han podido los nervios al principio del partido”, manifestó el guardaespaldas riojano, quien dio muy buenos pelotazos con la derecha. Darío fue el protagonista con una exhibición de remate y seguridad.

Secciones