Exhibición de Sergio Mielgo

Josetxo Urrutia, con la piedra.

HErri kirolak el madrileño se proclama campeón tras levantar doce veces la piedra de Etxauri

Lunes, 18 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

etxauri - La plaza del frontón de Etxauri volvió a ser testigo ayer de una de las pruebas más icónicas del Valle de Olza. La 15ª edición de la Piedra de Etxauri será recordada por la gran exhibición que realizó el madrileño Sergio Mielgo al levantar doce veces la roca de 130 kilos a la que los participantes del desafío se tuvieron que enfrentar.

La prueba, que congrega a los harrijasotzailes más importantes, contró con una ausencia sonada. Aimar Irigoien, poseedor del récord con 17 levantamientos, no acudió esta vez, por lo que la victoria parecía más asequible para los participantes.

El azkoitiarra Xabier Aranburu, Guzta, fue el primero en salir a la palestra. El guipuzcoano, que participaba, sorprendió a los asistentes con una gran exhibición y logró levantar la piedra diez veces tras un imponente ritmo y estableció así una gran marca. “Venía a lograr unas diez alzadas y creo que he aguantado bien. Era la primera y me ha salido una buena competición;espero volver el año que viene si me invitan”.

El segundo en enfrentarse a la harria fue el paisano de Aranburu, Jon Unanue, Goenatxo. Otro azkoitiarra que lograba una gran marca. Once veces, una más, logró alzar la piedra.

Pero el protagonista del día, con 1.95 metros y venido desde Madrid, se llamaba Sergio Mielgo. El madrileño, que ya participó en la edición pasada levantando cinco veces la piedra, sorprendió a los asistentes levantándola esta vez doce veces. Mielgo utilizó una técnica pocas veces vista: levantarla en tandas de dos.

El leitzarra Josetxo Urrutia, con tres victorias en su haber, finalizó con seis repeticiones. Y el último hombre, el guipuzcoano Imanol Illarramendi, Kortaberri, intentó sin premio batir la marca de Mielgo, pero se quedó en ocho alzadas, por lo que el madrileño se alzó con la victoria. - M.P.A.

Secciones