“EEUU busca la intervención militar en Venezuela”

Evo Morales. (EFE)

Evo Morales asegura que el vicepresidente Pence intenta convencer a dirigentes sudamericanos aliados

Domingo, 17 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

2 David Morales Urbanejala haya - El presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó ayer en una entrevista con Efe que América Latina "ya no es el patio trasero de Estados Unidos" y denunció que Washington ha intentado convencer a dirigentes sudamericanos aliados para llevar a cabo "una intervención militar en Venezuela". Morales explicó que dirigentes del continente le informaron, "por amistad y por confianza", de que el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, "trata de convencer a algunos países amigos de Estados Unidos" para acabar con el Gobierno del país caribeño. El mandatario defendió que "una intervención militar sólo va a crear otro conflicto armado" y añadió que el objetivo de esa operación no sería el presidente del Gobierno, Nicolás Maduro, sino "el petróleo venezolano, y eso lo saben los venezolanos". Puso como ejemplo la intervención militar de 2011 en Libia, donde se usaron "los derechos humanos y la ayuda humanitaria" como "pretextos" para "invadir y bombardear". Morales aseguró que, a pesar de la actual crisis política y social en ese país del norte de África, Occidente "no va a intervenir" de nuevo allí porque el petróleo libio es ahora "de las petroleras de Estados Unidos y de algunas europeas". El dirigente reiteró el carácter "intervencionista" de Estados Unidos en Latinoamérica y criticó el reciente estatus de Colombia como "socio global" de la OTAN, que calificó de "agresión militar a toda la América Latina y el Caribe". "Cuando no hay golpes de carácter militar, buscan golpes judiciales o congresales", añadió en referencia a Brasil, donde la expresidenta Dilma Rousseff fue destituida por el Senado y el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva continúa en prisión. El presidente boliviano añadió que el rechazo de Lula a un indulto a cambio de reconocer su culpabilidad demuestra que "es un preso político" y abogó por "la unidad y la fuerza del pueblo brasileño". "Estoy seguro que vamos a conseguir la liberación de Lula. Si vuelve, algunos países de América Latina otra vez se fortalecerían en esta lucha ideológica, programática, de liberación ante la dominación del imperio norteamericano", afirmó el boliviano, que también expresó su "esperanza" en que los candidatos de la izquierda tengan buenos resultados en las próximas elecciones de México y Colombia. "Tengo mucha confianza en los movimientos sociales" de América Latina, dijo el mandatario, pues se organizan "para luchar y conseguir reivindicaciones ante el patrón Estado o el patrón privado". "En el caso de Bolivia no hay patrón Estado, el Estado es esclavo del pueblo. En otros casos los pueblos reaccionan cuando las demandas no son atendidas", añadió. Según el presidente boliviano, "en algunos países donde vuelve el modelo neoliberal, hay concentraciones y marchas" por lo que "mientras exista el imperio y el capitalismo, la lucha seguirá en los pueblos de todo el mundo".

Secciones