Argentina decepciona

grupo d la subcampeona del mundo no consiguió pasar del empate ante islandia

Domingo, 17 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

ARGENTINA Willy Caballero;Eduardo Salvio, Nicolás Otamendi, Marcos Rojo, Nicolás Tagliafico;Javier Mascherano, Lucas Biglia (Ever Banega, min.54);Maximiliano Meza (Gonzalo Higuaín, min.84), Leo Messi, Ángel Di María (Cristian Pavón, min.76), Sergio Agüero.

ISLANDIA Hannes Halldórsson, Birkir Már Saevarsson, Kári Arnason, Ragnar Sigurdsson, Hordur Magnússon, Aron Gunnarsson (Ari Skulason, min.76), Gylfi Sigurdsson, Johann Gudmundsson (Rurik Gislason, min.63), Birkir Bjarnason, Emil Hallfredsson, Alfred Finnbogason.

Goles 1-0, min.19: Agüero 1-1, min.23: Finnbogason.

Árbitro Szymon Marciniak (POL). Sin amonestados.

Estadio Spartak de Moscú ante, 44.190 espectadores.

moscú (Rusia) - Los gigantones islandeses, con reducida experiencia internacional, humanizaron ayer sábado a Argentina y a su capitán, Leo Messi, quien falló un penalti para dejar en empate (1-1) el pulso sostenido en el estadio Spartak de Moscú, con motivo de su puesta de largo en el Mundial de Rusia 2018 para ambas selecciones.

En las manoplas de Hannes Halldorsson murió el penalti botado por Leo Messi en el minuto 62 y los otros seis intentos de la selección argentina, carente de mordiente pese a disponer del balón el 73 por ciento del tiempo.

El Argentina-Islandia fue una batalla de estilos entre dos equipos con distinto gusto por el juego y una tradición dispar en Mundiales de fútbol. El bando vikingo es primerizo;el albiceleste, en cambio, se siente urgido por su historia a ceñirse la corona el día 15 de julio en el estadio de Luzhniki.

Para ese desafío Messi sabe ya que cuenta con su amigo Sergio Agüero. El delantero del Manchester City hizo puntuar un potente zurdazo a los 19 minutos. Fue su primer gol en un Mundial, después de todos los disparos desaprovechados en Brasil y en Sudáfrica, en 2014 y en 2010.

Esa renta no acomodó las piezas del equipo sudamericano, vestido para la ocasión de negro. Color de la elegancia o el duelo, no pudo disimular sus endebles hechuras defensivas.

Tras una primera advertencia de Birkir Bjarnason, el ex delantero de la Real Sociedad Alfred Finnbogason reclamó su lugar en la naciente historia del fútbol islandés en el minuto 23. El 1-1 castigó el titubeo del cuadro argentino, débil cada vez que el ejército vikingo le retó a través de la velocidad, de la presión y del juego aéreo.

Messi tuvo la victoria de la albiceleste desde el punto fatídico, pero el aequero islandés le adivinó las intenciones y permitió a su selección conseguir un meritorio empate que le da esperanzas de cara a pasar la fase de grupos. - Efe