El 2 de julio arrancan los cursos de formación para cuidadores de dependientes

Más de 700 personas participarán de estas sesiones gratuitas de 16 horas

Iraitz Astarloa - Sábado, 16 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:04h.

donostia - Profesionalizar la atención domiciliaria que reciben las personas dependientes en Gipuzkoa ha sido uno de los retos que se ha marcado el Departamento de Políticas Sociales que dirige Maite Peña a la hora de modificar el decreto de prestaciones de dependencia. Para ello, la Diputación va a poner en marcha una serie de cursos de formación para los cuidadores de las personas dependientes que, por primera vez, soliciten esta ayuda.

Los cursos arrancarán el próximo 2 de julio. Ese día y el 4 del mismo mes habrá dos grupos en Donostia, mientras que el día 3 se celebrará un curso en Arrasate y el día 5 en Errenteria. También se van a impartir sesiones formativas en Beasain y Hernani, pero en estos casos la fecha todavía no está cerrada. La formación será gratuita y los cuidadores no deberán someterse a ninguna prueba ni examen final.

Según los cálculos que maneja la Diputación, este año serán más de 700 personas las que participen en estos cursos de formación, que serán gratuitos y constarán de un total de 16 horas. “En Gipuzkoa cobran prestaciones de dependencia un total de 16.000 personas, por lo que vamos a empezar con las nuevas solicitudes, que son alrededor de 700 familias”, avanzó Peña a este periódico.

Estas personas participarán en módulos que tendrán una duración total de 16 horas que se repartirán en ocho sesiones. Se celebrarán en todas las comarcas en euskera y en castellano, en función de la preferencia de cada usuario. “El objetivo es facilitar lo máximo posible la participación en estos cursos”, señaló la diputada, quien explicó que, una vez que se registra en el Ayuntamiento la solicitud para recibir la prestación de dependencia, los servicios sociales se ponen en contacto con las familias para que se vayan apuntando en los cursos.

Asimismo, indicó que los grupos tendrán un total de 20 participantes. “Creemos que siendo unos números tan reducidos, las sesiones se van a poder aprovechar bien. Además, esto va a permitir que se pueda entrar a cuestiones particulares personales” que cada participante quiera plantear.

Dignidad en los cuidados El objetivo de esta formación es que los cuidados que se imparten en el ámbito domiciliario sean cada vez más profesionales, mejorando la calidad de vida del dependiente pero también del cuidador. “Lo que se pretende buscar es el desarrollo personal de la persona cuidadora. Darles nociones sobre medidas higiénico-sanitarias, cómo hacer movilizaciones para cuidarse ellos y luego también cuestiones de ética sobre las capacidades personales de las personas atendidas. Eso es importante. Tocar en el curso lo que responde a la ética porque los atendidos tienen sus derechos y hay que respetarlos”, precisó Peña.

A medida que estas personas vayan completando el curso, la formación se ampliará a aquellas familias que llevan años beneficiándose de una prestación de dependencia.

Secciones