El desparpajo africano mide el potencial de los croatas

Sábado, 16 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:04h.

Moscú - La madurez que ha alcanzado la actual generación de futbolistas croatas plagados de talento entra en escena en Kaliningrado, donde se topa con Nigeria, exponente del poder africano, sin presión y plagada de desparpajo. Luka Modric, Ivan Rakitic y compañía están ante una de las últimas ocasiones de propinar un golpe de mano en un gran torneo. Componentes de alguno de los mejores clubes del mundo, aspiran en Rusia 2018 a consolidar como conjunto la reputación que acompaña individualmente a sus integrantes. Tiene dónde elegir el preparador Zlatko Dalic para enterrar el maleficio que persigue a su selección desde Francia 1998. Desde entonces, cuando Croacia firmó su mejor papel en un Mundial, el tercer puesto logrado por el equipo que lideraba Davor Suker, actual presidente de la Federación del país, nunca ha logrado ganar el primer partido de un Campeonato del Mundo.

Nigeria, por su parte, forma parte de ese grupo de equipos con las expectativas amplias. Capaz de afear el panorama a cualquier equipo y pendiente de la consolidación en un gran evento. El delantero del Chelsea Victor Moses marca las diferencias. Dirigirá el ataque ante Croacia. - Efe

Secciones