Margallo se postula para dirigir el PP si Feijóo no se presenta

Margallo prepara su candidatura para el congreso del PP. (deia)

El exministro considera que Sáenz de Santamaría no es garantía de la “renovación” que necesita el partido

Viernes, 15 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Donostia - Venía considerando “muy seriamente” dar un paso adelante para presentarse a dirigir el PP. Y el exministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, refrendó ayer que se ha puesto manos a la obra para recoger los avales -se requiere un centenar- para sustituir a Rajoy. Aun así, no tendría “inconveniente” en echarse a un lado si el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, al que todas las quinielas sitúan como aspirante mejor colocado, se presenta al congreso extraordinario del partido a celebrar el 20 y 21 de julio.

“Hay una incógnita que resolver, que es si Alberto Núñez Feijóo se va a presentar. El escenario es distinto si está o no está. Si está habrá que tomar decisiones”, declaró a Europa Press el que fuera jefe de la diplomacia española. No en vano, y pese a postularse como candidato, Margallo confía en que haya una figura de consenso. Y muchos en el seno del PP coinciden en que Feijóo es el mejor colocado, aunque hayan salido otras posibles candidaturas que encabezarían la actual secretaria general María Dolores de Cospedal o la ex número dos del Gobierno de Rajoy, Soraya Sáenz de Santamaría. Sobre esta última, y tal y como ha sostenido en las últimas semanas, Margallo afirmó que no puede presentarse como la “renovación” por haber estado a los mandos del PP en los últimos tiempos.

Lo que sí tiene claro el exministro es que no habrá “una obediencia ciega a la estructura provincial o regional”. Que los militantes del PP actúen con pasividad será “letal” para un partido que debe renovar la cúpula de su estructura estatal para sumergirse rápidamente en la tarea de preparar las elecciones municipales y autonómicas del 2019 en las que el partido se juega su recuperación electoral. El del partido conservador debe ser un cónclave “de abajo a arriba”, apreció Margallo, para poder construir “una renovación de ideas y de proyecto, mucho más que una renovación de personas”. - I. F.

Secciones