El PP exige la dimisión del ministro Planas, imputado por el robo de agua en Doñana

El dimitido ministro de Cultura, Màxim Huerta, entrega la cartera al nuevo titular, José Guirao. (Foto: Efe)

El fiscal no acusará al titular de Agricultura y archivará el caso en los próximos días

“Los políticos tienen todos un doble rasero, actúan siempre en base a sus propios intereses y no los nuestros” “En este momento el pueblo es lo que menos importa y los políticos no están preparados para los puestos” “Los partidos se mueven por sus intereses y critican lo que pueden a quienes les conviene” “Depende del bando en el que estén dicen cosas distintas, es una profesión en la que hay mucho doble juego”

Imanol Fradua - Viernes, 15 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Donostia - Recién silenciados los ecos de la crisis generada por la dimisión por fraude a la Hacienda del ya extitular de Cultura y Deporte, Màxim Huerta, el Gobierno de Pedro Sánchez se enfrenta a otro fuego. Otro ministro, en este caso el de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, está en la picota. El PP alzó ayer la voz para exigir su dimisión por su imputación en un caso de robo de aguas en Doñana que un juzgado de Huelva instruye. Los populares avanzaron que no darían tregua al Ejecutivo del PSOE y lo cumplen a rajatabla. Planas se defendió de las acusaciones afirmando que “ni era competente, ni tenía conocimiento” del caso. De hecho, la Fiscalía de Medio Ambiente avanzó que no acusará a Planas, lo que le evitará la pena de banquillo.

El Juzgado de Instrucción número 2 de La Palma del Condado (Huelva) ordenó en julio de 2017 el procesamiento de los exalcaldes de Almonte Francisco Bella (PSOE) y José Antonio Domínguez (PP) y de 12 empresarios por un delito contra el medio ambiente en Doñana. En esa misma causa está investigado Planas, que de 2012 y 2013 ejerció de consejero de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, por haber permitido las captaciones de agua irregulares. El PP desempolvó ayer el caso y, tal y como sucedió con Huerta, se retrotrajo a unas declaraciones del pasado de Sánchez para embarrar aún más el terreno de juego. En el mensaje, el inquilino de la Moncloa incidía en que no incluiría imputados en sus listas.

Planas tuvo que salir en su propia defensa. Además de insistir en que “no era competente, ni tenía conocimiento”, aseveró que los hechos bajo investigación judicial sucedieron mucho antes de que accediera a la consejería. El ministro se reafirmó en que en su momento “dio su versión de los hechos”, por lo que defendió que será desimputado próximamente. Esa percepción fue ratificada pocas horas después por la Fiscalía de Medio Ambiente de Huelva, que no consideró que el ministro hubiera “colaborado de forma activa y relevante con los agricultores querellados o cometido una omisión grave y reiterada al no denunciar penalmente las extracciones ilegales” de agua en Doñana. Así, avanzó que no le acusará de delito alguno, lo que le evitará seguir siendo investigado y augura que la causa en su contra se archivará.

el PP presiona a Sánchez Pese al movimiento de ficha de la Fiscalía, el PP instó al ministro a dejar su puesto o, en caso de que no acceda, reclamó a Sánchez que le haga abandonar el Ministerio. Primero lo exigió el portavoz adjunto del Grupo Popular en el Congreso, Teodoro García Egea, quien le afeó haber colocado en Cultura a un “condenado” y en Agricultura a un “imputado”. “Debe dimitir y, si no dimite debería dimitir el señor Sánchez”. Después fue el turno del coordinador general, Fernando Martínez-Maillo, que advirtió de que Sánchez está “escondido en la madriguera”. Los populares cuestionarán al presidente por el nombramiento de Planas en la primera sesión de control en el Congreso del próximo miércoles.

Por su parte, tanto Ciudadanos como Podemos prefirieron conceder un tiempo al ministro para que ofrezca las explicaciones oportunas, si bien emplearon tonos bien diferentes. El secretario general del partido naranja José Manuel Villegas emplazó a Sánchez a “dar la cara” tras 15 días “escondido”, mientras que el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, abogó por esperar a que Planas ofrezca explicaciones y, sobre todo, a que la Fiscalía exponga su criterio. “Parece que va a dejar de ser investigado por la Fiscalía. Si es así, escucharemos sus explicaciones”. En el caso de que “continuara imputado, tendrá que dimitir”, ahondó.

relevo en Cultura Con Huerta apartado del Ministerio, el nuevo titular de Cultura y Deportes, José Guirao, recibió ayer la cartera por parte de su predecesor efectuando un llamamiento en favor del “consenso, aun sabiendo que está complicado”. Rodeado de una amplia nómina de representantes del ámbito cultural, a los que invitó a a “sentarse a arreglar” los problemas del sector, y algunos ministros del gabinete Sánchez, Guirao confió en “estar a la altura de las expectativas que se han generado”, si bien pidió sus “primeras disculpas si en alguna cosa meto la pata, pero voy a intentar no hacerlo”.

El nuevo ministro elogió la “generosidad” de su antecesor en el Ministerio por “la manera impecable” en la que renunció a su cargo, en el que apenas duró una semana. “Será un ejemplo para mi”, aseguró. Huerta, por su parte, deseó que Guirao “disfrute de la cultura y el deporte y de este Ministerio que es un lugar maravilloso. En mi cabeza había muchos proyectos y en la tuya sé que hay más y mejores”.

la opinión en la calle

Secciones