Un sucesor para Donostiarra

Donostiarra dominó con autoridad la pasada edición de la liga ARC-1.

Tras una temporada dominada por la trainera de la capital guipuzcoana, la liga ARC-1 inicia mañana una nueva campaña marcada por el aumento del número de aspirantes a las primeras plazas de las regatas

R. Sánchez/I.Andonegi Gorka Estrada - Viernes, 15 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:04h.

donostia - La liga ARC-1 iniciará mañana en Portugalete una nueva temporada con varios clubes aspirando a pelear por las banderas y por las dos plazas del play-off de ascenso a la máxima categoría. Si la pasada campaña estuvo marcada por el férreo dominio de Donostiarra y, en menor medida, de Santurtzi, en este verano Getaria, Isuntza, Deusto, Pedreña o Astillero se perfilan como las principales favoritas para estar en las primeras posiciones y para tratar de subir a la Liga Eusko Label, como ya hicieron en 2017 la Bantxa y la Sotera. Astillero perdió su sitio en la primera división la temporada pasada, aunque no se ha dejado ver mucho hasta ahora y su rendimiento, al igual que el de Pedreña, es todavía una incógnita.

La segunda categoría de las ligas de traineras contará esta temporada con cinco clubes guipuzcoanos. Además de la Esperantza getariarra, Zumaia, Zarautz y las debutantes Hibaika y San Juan B, ascendidas desde la ARC-2, bogarán con el objetivo de mantener su sitio en esta competición y evitar si es posible la última plaza -que supone el descenso directo- y los puestos diez y once, que obligan a disputar una promoción por la permanencia. La Telmo Deun y la Enbata, muy renovadas, estrenarán técnico este año, al igual que el segundo bote sanjuandarra, mientras que el entrenador de Hibaika, Alex Orena, debutará en esta categoría. De hecho, el único entrenador de las traineras guipuzcoanas que cuenta con experiencia en esta liga será Gorka Etxeberria, que afronta ya su sexta temporada en Getaria. La “ilusión” es la nota común entre estas tripulaciones en una liga que se presenta más abierta que la del curso pasado.

Junto a los cinco clubes del territorio habrá también otra embarcación inscrita en la Federación Guipuzcoana, la Xubero de Lapurdiko Arraun Taldea, que el año pasado se proclamó campeona de la tercera categoría bajo el mando del sanjuandarra Guillermo Somoano.

Por el contrario, las segundas traineras de Orio y de Hondarribia no estarán este año en la ARC-1 tras haber descendido en 2017, lo que deja a San Juan como el único bote B de esta campaña.

Arkote y Portugalete completarán este año la lista de participantes.

ZUMAIA. Zulaika lidera un proyecto a largo plazo

Tras once años bogando en la proa de Urdaibai, Xabier Zulaika se estrena como entrenador en Zumaia. La Telmo Deun obtuvo la cuarta posición de la pasada liga a las órdenes de Patxi Francés, pero afronta este curso con la doble aspiración de continuar en la ARC-1 y formar la cantera zumaiarra. Zulaika explica que se siente “muy a gusto” en su nueva faceta. Para empezar como entrenador, es un proyecto muy bonito, trabajando con gente muy joven, con mucha ilusión y muy guerrera. Nuestro objetivo este año es mantener la categoría y hacer que los chavales cojan experiencia. A ver si conseguimos andar en los puestos octavo, noveno o décimo. Y a verlas venir”. El técnico de Deba explica que en el invierno hubo “unas nueve o diez bajas” que se han cubierto “con chavales de casa. Tenemos una media de edad de unos 20 años. Hablamos de chavales que solo han remado cuatro o cinco regatas de traineras. No hemos traído nadie de fuera. Hay un cambio de ciclo muy serio”.

Zulaika, de 48 años, aún suele remar en la trainera “en algunos entrenamientos. Pero no sé si voy a hacer alguna regata. Mi objetivo no es ser quinto o séptimo;es ayudar a los chavales y que anden ellos solos. Prefiero preparar un remero joven a remar yo. Queremos trabajar la cantera y esto es un proyecto a largo plazo”.

GETARIA. Regata a regata

La Esperantza getariarra es una de las traineras señaladas entre las aspirantes a estar en la zona alta de la clasificación. El entrenador de Getaria, Gorka Etxeberria, reconoce que le gusta que los pronósticos le sitúen entre los mejores, “pero son opiniones y no van más allá”. Eso sí, el técnico no quiere ni oír hablar todavía del play-off porque “sería una falta de respeto a los demás rivales. Nuestros resultados hasta ahora han estado bien, pero eso vale para poco y ahora empieza lo serio. Hay que demostrar regata a regata. Al final, el play-off es un premio a la regularidad durante toda una temporada. Queremos ir regata a regata y ya veremos dónde llegamos a final de temporada”.

Etxeberria señala entre los candidatos a las primeras posiciones a “Lekeitio (Isuntza), Deusto... No tenemos muchas referencias de Pedreña y Astillero, pero creo que también andarán bien. En las cuatro o cinco primeras regatas se verán un poco los derroteros de la liga”.

La Esperantza, quinta en la liga de 2017, ha tenido cuatro bajas durante el invierno, entre las que destaca la marcha a San Pedro del patrón Ander Etxegoien: “Es una ausencia importante, pero estamos trabajando con un chaval joven, Unax Eizagirre, que ya estuvo el año pasado con nosotros, y tenemos algún veterano que nos puede ayudar”. Getaria, además, recuperará a Andoni Atorrasagasti y a Imanol Muñoz, que regresa tras haber remado en San Pedro, y a Jon Urresti, que vuelve desde San Juan.

ZARAUTZ. Uranga toma las riendas

Zarautz afronta un nuevo ciclo marcado por la renovación de la plantilla y la llegada de Garikoitz Uranga como entrenador. El nuevo técnico, que también ejercerá como remero, vuelve a casa después de haber dejado la Enbata en 2009, cuando el club militaba en la liga ACT, y de haber pasado por las tostas de Zumaia (2010) y de Hondarribia (2011-2017). Uranga se ha encontrado una cuadrilla “con ilusión y con gente joven y de casa”. Con respecto al año pasado, Zarautz ha tenido siete bajas, “la mitad del equipo titular”, y se ha recompuesto “con cuatro remeros que el año pasado eran juveniles, con Iñigo Galdos -que llega de Donostiarra-” y con el propio entrenador. Además, otros dos juveniles también trabajan con el primer equipo, hasta formar un grupo de 17 o 18 remeros.

El zarauztarra, que sustituye a Anjel Larrañaga, afronta su primera experiencia como técnico “con la ilusión de trabajar con ganas. Las cosas han cambiado mucho: de ser solo remero a remar y a ser entrenador, es una diferencia del blanco al negro. He intentado hacer las cosas lo mejor posible y la gente de mi alrededor me ha ayudado mucho”. Uranga asegura que no se han fijado “ningún objetivo como club o como equipo;únicamente mantener la categoría, y andar siempre lo más rápido posible y que el equipo dé siempre el 100%. Y todavía no sabemos cuánto es ese 100%. Lo veremos esta temporada”.

Zarautz finalizó la pasada campaña en la séptima plaza de la ARC-1.

SAN JUAN B. Vuelta a empezar

La segunda tripulación de San Juan será el único bote B de esta categoría esta temporada. Los sanjuandarras, subcampeones de la ARC-2 el pasado verano, se estrenan en la segunda división de las ligas de traineras con el complicado reto de lograr la permanencia. Con este fin, Josema Azkue ha tomado el relevo de Francis Sistiaga como entrenador de una tripulación que ha sufrido un cambio radical respecto al curso anterior. Azkue explica que “igual quedarán cinco remeros del año pasado. La trainera B es para formar remeros, para que suban a la trainera A. Este año habrán subido unos seis a la primera plantilla. Hemos hecho un equipo nuevo, con juveniles del año pasado y de este año, con unos veinte remeros”. El exremero, que lleva ocho años como técnico en las categorías inferiores del club, destaca la ilusión de sus pupilos: “Muchos van a hacer su primera regata en una trainera. Cada vez andamos mejor y tenemos esperanzas de hacer una buena temporada. Si nos salvamos, contentos. Y si alguna vez entramos en la segunda tanda, estupendo”.

HIBAIKA. Un duro invierno y un complicado objetivo

Por primera vez en su historia, Hibaika competirá esta temporada en la ARC-1 “con ganas de intentarlo”. Alex Orena, entrenador del bote de Errenteria desde 2007, tiene claro que el objetivo será mantenerse en la categoría, “con mucho respeto a los rivales, pero también con descaro”. Orena explica que han tenido “un invierno muy duro. Ha habido doce bajas y nos ha faltado gente. Muchas veces hemos entrenado sin poder llenar la trainera, con once o doce remeros. Pero la gente del equipo es muy cabezona y está bien entrenada. Ya veremos a dónde podemos llegar”. Hibaika, tercera en la ARC-2 el pasado año, afronta la temporada “con trece remeros de casa”, otro lesionado y el refuerzo de seis fichajes procedentes de clubes valencianos: “No teníamos plantilla suficiente para afrontar con garantías nada. Son estudiantes, hay exámenes y muchos todavía no han llegado”. De hecho, la Madalen tendrá tan solo catorce remeros y dos patrones para debutar mañana en esta liga.

LAPURDI. La permanencia es el primer objetivo

Lapurdiko Arraun Taldea se proclamó campeón de la ARC-2 el año pasado, en su primera temporada en el agua. El sanjuandarra Guillermo Somoano, entrenador de la Xubero, se ha marcado “como primera meta, mantenernos en la categoría . Y si logramos eso, ya se verá hasta dónde podemos llegar”. Su máxima es la de ser “competitivos”. “Hay que pelear en cada regata por obtener el máximo rendimiento y el mejor puesto posible y demostrarnos que podemos competir con los participantes de la ARC-1”. En cualquier caso, lo prioritario para Lapurdi es que “el proyecto siga creciendo y dando pasos hacia adelante. Lo más importante es aprender rápido en esta categoría y que el ascenso no pese a los remeros. Esperamos dar un buen nivel”, concluye.

Secciones