EH Bildu avala que los presos asuman el daño causado para acercarse a Euskadi

Acepta la aportación de PNV, Elkarrekin Podemos y PSE para sumar adhesiones contra el alejamiento

Jueves, 14 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Gasteiz - El Parlamento Vasco reclamó ayer el fin de la dispersión y del aislamiento de los presos de ETA en una moción presentada por EH Bildu a la que PNV, Elkarrekin Podemos y PSE sumaron, mediante una enmienda de adición, una mención al “reconocimiento del daño causado” que, contrariamente a lo sucedido hace un mes en la Cámara, fue ratificada por el partido soberanista. En todo caso, tal y como el propio coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, señaló también ayer, la formación ha reconocido en varias ocasiones el daño causado y, de hecho, la exigencia del Gobierno Vasco y el resto de partidos pasa ahora por asumir que dicho daño fue injusto. Ese paso aún no se ha materializado.

Además de apelar al reconocimiento del daño causado, PNV, Elkarrekin Podemos y PSE abogaban en su enmienda por desarrollar una nueva política penitenciaria basada en principios como “individualización” y “humanidad”, que se sumaban a la petición de EH Bildu de que las penas no se cumplan “lejos de los lugares de arraigo social y familiar”.

EH Bildu presentó su moción a raíz del suicidio en la cárcel gaditana de Puerto III del preso de ETA Xabier Rey. El partido abertzale denunciaba en su moción las “injustificables circunstancias y condiciones” de su encarcelamiento y abogaba por un cambio en la política penitenciaria para “seguir haciendo camino en la paz, la convivencia y la normalización política”.

La aprobación de la moción de ayer supone “un paso más”, como señalaba el parlamentario jeltzale Iñigo Iturrate, en el consenso en torno a la cuestión del alejamiento de los presos de ETA, a la que sin embargo sigue sin incorporarse el PP. Ayer los conservadores votaron en contra de la moción de Bildu y de la enmienda de adición, que en palabras de su representante Carmelo Barrio responden a las “obsesiones de Bildu, que capitaliza la ponencia de Memoria y Convivencia y ahora quiere también apropiarse de este espacio (la comisión de Derechos Humanos)”.

Por su parte, Julen Arzuaga, de EH Bildu, denunció la “posición de venganza” del PP, y subrayó que Rey murió cuando se encontraba “bajo la responsabilidad de Instituciones Penitenciarias”, que no ha hecho ninguna “lectura crítica”.

Desde el PNV, Iturrate celebraba la consecución de un acuerdo que es fruto de “los debates, la escucha y la confianza de los últimos meses en la ponencia”, y la parlamentaria de Elkarrekin Podemos Pili Zabala pidió al PP, como en otras ocasiones, que se incorpore a la ponencia, una solicitud que también realizó la socialista Rafaela Romero, quien aseguró que la mayoría de los damnificados por ETA “pide Justicia, no venganza”. - Txus Díez